Cómo logró un cliente insatisfecho convertirse en el rival de negocio de Ferrari

Todo comenzó cuando Enzo Ferrari insulto a un cliente, este indignado abrió su propia empresa de autos deportivos convirtiéndose en el mayor rival de negocio de Ferrari.

marcas-de-autos

Esta es la historia de una rivalidad entre dos marcas italianas compitiendo por un objetivo común: fabricar los mejores y más rápidos deportivos : Ferrari y Lamborghini.

El toro y el caballo, ambas marcas sinónimo de velocidad y riqueza, han sido rivales desde comienzos de los años 60 del siglo pasado, que tuvo lugar en la región italiana Emilia-Romagna.

Ferruccio Lamborghini era el joven hijo de una familia de granjeros de uvas que siempre tuvo gran habilidad por la mecánica. Luego de servir en la Real Fuerza Aérea italiana en la Segunda Guerra Mundial, aprovechó el ambiente de la post guerra para convertir camiones y otras máquinas bélicas en tractores para granjas.

ferruccio-lamborghini

 

Tal inventiva le generó una enorme riqueza que pudo comprar automóviles de lujo como la de Alfa Romeo, Lancia, Maserati, Mercedes-Benz y en 1958 su primer Ferrari, un 250GT.  Sin embargo, como tenía buen ojo para la mecánica, Ferruccio pronto descubrió algunos detalles de su auto que podrían mejorar. En aquella época decía que los automóviles Ferrari eran demasiado ruidosos y toscos para manejar en los caminos.

Y en el otro lado de la historia tenemos a Enzo Ferrari, quien que después de la Primera Guerra Mundial trató de conseguir, sin éxito, trabajo en la firma automotriz Fiat. Hasta que un día compró un Alfa Romeo usado que modificó para competir en carreras profesionales. Años después, el hombre abriría la Scuderia Ferrari.

ferrari

Sin embargo durante la guerra con los Aliados, Ferrari se vio obligado a trabajar con el gobierno fascista de Benito Mussolini. Tiempo después, sus autos serían de los más reconocidos en los circuitos de carrera profesional de Italia.

El caballo vs. el toro

Las crónicas relatan que por aquella época uno de los Ferrari de Lamborghini se descompuso, quien al tratar de arreglarlo, Ferruccio el notó que el clutch era el mismo que utilizaba para sus tractores. Impresionado, Lamborghini fue directamente con Enzo Ferrari para pedirle que mejorara la pieza para que fuera más resistente. Ferrari se ofendió y le respondió diciendo que “un fabricante de tractores no puede entender la complejidad de un Ferrari”.

Te puede interesar: 10 marcas que viven compitiendo entre sí

 

auto-lamborghini

Sintiéndose humillado, Lamborghini decidió transformar su afición en una herramienta para demostrarle a Ferrari que se equivocaba. Desde entonces surgió esta fuerte rivalidad entre ambos hombres. Fue así que Ferruccio instaló una fábrica en Sant’Agata Bolognese y tan sólo cuatro meses después de la confrontación con Ferrari, develó el Lamborghini 350 GTV  Ver foto superior) en el Motor Show de Turín de 1963. Para finales de 1964, Lamborghini había vendido sus primeros 13 autos.

Desde entonces, ambas empresas lucharon por destacarse en el mercado. En 1966, Lamborghini presentó el Miura, un modelo que implementaba el motor central V12 que en un principio fue despreciado por Ferrari. No obstante, se vio obligado a implementarlo cuando las demás marcas deportivas empezaron a obtener resultados positivos en las carreras.

ferrari_vs-_lamborghini

Por otro lado, Lamborghini jamás superó la huella dejada en las competencias por Ferrari ya que desde el comienzo Ferruccio señaló que las carreras no le eran rentables y que prefería “competir en la calle”.

Hoy dicha rivalidad parece haberse diluido. La marca Ferrari pertenece a FIAT y Lamborghini a Audi, pero sin duda la historia de estos dos italianos deja buenas lecciones sobre cómo debe tratarse a los clientes insatisfechos.

Vía:Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados