12 cosas que deberías saber para abrir un restaurante

El negocio gastronómico ofrece buenas oportunidades para los emprendedores. Descubre aqui aquellas claves para tener un restaurante exitoso.

¿Crees que estás listo para convertirte en un emprendedor gastronómico y emular a Virgilio Martínez? Como con cualquier negocio, la apertura de un restaurante no es tarea fácil.

Se necesita de muchas tareas y responsabilidades, desde la creación de un menú y la comercialización del concepto a la gestión de un personal y la negociación con los proveedores, todo lo cual puede ser estresante y abrumador.

Si te consideras un buen cocinero  y estás preparado para compartir tus potajes culinarios únicas con el mundo, o un aspirante a empresario con un interés en la industria alimentaria, debes tener en cuenta estas 12 cosas antes de abrir un restaurante.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. El restaurante es un trabajo como cualquier otro

Estar a cargo de un restaurante significa que se estará en el trabajo la mayoría del tiempo, especialmente durante el lanzamiento. Si te gustan los fines de semana, las vacaciones, los cumpleaños de los hijos, etc. puede que se tengan malas noticias porque las ocasiones con mayor posibilidad de ventas son precisamente esos días. Son días de trabajo.

2. Nunca asumir que los clientes acudirán al restaurante

Se necesita una cierta cantidad de confianza en sí mismo para iniciar el propio negocio, especialmente un restaurante. Y eso es algo bueno. Pero no hay que adelantarse. Las personas serán muy duras con el emprendedor así que más vale que se haga bien el trabajo o terminarás en la cola de aquellos que han fracasado en este nicho de mercado.

3. Pensar dos veces antes de contratar a la familia y amigos

A pesar de que hay muchos negocios familiares exitosos, incluyendo restaurantes, hay que tener cuidado de contratar a cualquiera de los grupos. La dinámica de la relación con ellos cambiará una vez que el emprendedor se convierta en el gerente para un miembro de la familia o en jefe para los amigos.

4. Tener un plan de negocios claro

Un plan de negocios es especialmente útil para los nuevos en la industria de los restaurantes. A medida que se investiga información para el plan de negocios para el restaurante, se puede encontrar problemas que no se había considerado previamente, como licencias, códigos de salud y leyes fiscales.

5. Conocer las opciones de financiamiento disponibles

Muchas personas sueñan con abrir un nuevo restaurante. Sin embargo, encontrar suficiente financiación para un nuevo negocio puede ser un obstáculo importante para muchas personas. Con el plan de negocios se podrá proyectar claramente los gastos y el dinero que se va a requerir para cubrirlos. Es importante que antes de iniciar el nuevo negocio se tenga cubierto todo el tema de financiación.

Te puede interesar: Virgilio Martínez elegido el mejor chef del mundo … Aquí te decimos por qué

6. Estudiar la competencia

La gente que quiere abrir su propio restaurante debe observar ciertos detalles del por qué otros establecimientos atraen a los clientes.  Al estudiar la competencia, hay que preguntarse: ¿Por qué la gente viene aquí? ¿Cuál es el atractivo? A continuación, encontrar y averiguar cómo se va a llevar esas buenas ideas al propio restaurante, o incluso mejor, qué es eso único que nadie más ofrecerá y que el nuevo negocio sí.

7. Crear un menú único

El menú del restaurante ideal ofrece un equilibrio de platos únicos y viejos favoritos. Lo ideal es que se intrigue a los clientes con nuevas formas de los alimentos que son comunes. Considerar la hamburguesa básica, que se puede ofrecerla en forma clásica o con queso americano. Y también se puede ofrecer una versión única, que se adapte al tema del restaurante.

8. Decidir sobre un claro concepto

Nada es más frustrante que un concepto de restaurante poco claro. Por ejemplo, un restaurante que ofrece más de 200 cervezas, pero tiene manteles. ¿Se trata de un bar o de un restaurante?

9. Elegir la ubicación perfecta

Antes de crear un plan de negocios, escribir un menú o saltar al banco para solicitar un préstamo, primero hay que decidir dónde exactamente se va a ubicar el restaurante. La ubicación de un restaurante es tan crucial para su éxito como la comida y el servicio. Influirá en muchas partes de tu restaurante, incluyendo en el menú.

10. Nunca asumir nada

Si bien hay beneficios definitivos al ser su propio jefe, hay inconvenientes graves, así como nunca tener un día libre. Los amigos y familiares pueden declarar que seas el mejor cocinero del mundo, pero cocinar en casa y cocinar para las masas son dos cosas muy diferentes.

11. Negociar con buenos proveedores

Los mejores restaurantes siempre seleccionan los mejores ingredientes. Pero por otro lado son muy buenos para negociar buenos precios con esos proveedores. Hay que ser capaz de compensar calidad de proveedores e ingredientes y al mejor precio posible. Se deben tener en cuenta los ciclos de pedidos para procurar tener siempre ingredientes frescos, bien almacenados, mantenidos y manipulados.

12. Crear un sistema

¿A quién no le ha pasado? Se elige un restaurante porque preparan muy bien las pastas y de repente un día, sin previo aviso, la pasta sabe completamente diferente, el cliente se siente traicionado y defraudado. ¿Cual es el secreto para que la Pizza de Papa John’s sepa igual aquí y en cualquier parte del mundo? La respuesta es: un sistema.

Si se quiere que el restaurante sea grande, hay que crear un sistema y estandarizar todos los procesos, así el platillo estrella, siempre sabrá igual a los clientes.

Vía: conemprendimiento.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL