7 consejos para emprender un negocio con éxito luego de renunciar a tu empleo

Manejar una empresa es el sueño de muchos, pero es difícil dejar de lado la seguridad y estabilidad que ofrece el trabajo en relación de dependencia.

Siempre será un desafío asumir el reto de la empresa propia más aún al renunciar y tener la seguridad de un ingreso fijo para convertir el sueño del negocio propio.

Por ello compartimos siete consejos para pasar con éxito del mundo del empleo al universo de la empresa propia.

1. Mirar la adversidad como una oportunidad

El pasado, es pasado. Hay que enfocarse en el futuro y no perder tiempo pensando en lo que pudo haber pasado. Se debe aceptar el cambio y encontrar la ganancia en él que es el primer paso antes de comenzar cualquier negocio.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


2. Tomar la decisión y empezar ya

Habiendo estado acostumbrados a un horario, jefe y método de trabajo, se debe entender que ahora nadie dirá qué hacer. Si ya se decidió a emprender, hay que ser proactivo y comenzar a planificar el negocio de inmediato. No hay que dormirse en sus laureles.

3. Mirar el mercado

Emprender no siempre es volver a ‘descubrir la pólvora’. En la falta de innovación de otros negocios y en la insatisfacción de los clientes, hay que slair a la calles para ver y analizar el mercado y nunca olvidar que “los negocios están en las calles”.

4. Preguntar al cliente

Si se tienen dudas respecto a la ubicación de un local, horario de atención, tipo de servicios que se ofrecerá, entre otros, la respuesta se hallará preguntando a los potenciales clientes quienes serán los mejores asesores en esta primera etapa de creación de la empresa. Recuerdar también que más que un producto o servicio, los clientes siempre compran una solución.

Te puede interesar: 3 ideas de negocios que te inspirarán antes de emprender

5. Cuidar los costos fijos

Sea cual sea el negocio que se quiera emprender, procurar no cargarlo de costos fijos (alquiler de local, gastos de personal, servicio de teléfono, etc.) al inicio. Antes de realizar grandes inversiones, lo mejor es comenzar ‘donde estás y como estás’ e ir probando cómo te va para, si es necesario, poder hacer cambios rápidamente.

6. Escoger bien con quién hacer negocios

Buscar personas adecuadas que aporten positivamente al nuevo negocio ayudará a que el proceso de emprendimiento sea más fácil y llevadero. hay que trabajar con buenos proveedores, contratar a colaboradores que traten el negocio como si fuese el suyo y, si es el caso, se debe evaluar bien a los posibles socios.

7. Cosechar lo sembrado

Muchas veces se pasa por alto todo lo que se ha ganado, a parte del sueldo, siendo empleado. Además de la experiencia adquirida, se ha construido una red de contactos con personas y empresas que en esta nueva etapa pueden ser nuestros proveedores, socios y primeros clientes.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments