9 consejos para hacer más fácil el comienzo del negocio

Si encontraste el negocio ideal llegó la hora de ponerlo en marcha. Sigue estos tips para arrancar con el pie derecho.

Un emprendedor es aquel que tiene la capacidad de encontrar una oportunidad de negocios y, sobre todo, de hacerla realidad.

Si ya se tiene en mente la empresa de los sueños, hay que evitar equivocarse por lo que antes de dar el primer paso, se debe analizar si la propuesta tiene futuro y prepararse para sortear los desafíos que esperan.

Aquí te ofrecemos 9 recomendaciones que ayudaran a tomar una decisión acertada para iniciar la propia empresa o negocio:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Determinar claramente el porque se quiere iniciar el negocio propio. Si se sabe “el porque”, “el cómo” es muy fácil.

2. Imaginarse como seria tu vida con un poco más de independencia, mayor tiempo para la familia e ingresos extras para hacer realidad los sueños.

3. Determinar que clase de negocio es el que mejor se acondiciona al gusto. Es decir, hacer lo que a uno le gusta. Esa es la garantía del éxito.

4. Superar la barrera de la “empleomanía”. Desempeñándose únicamente como empleado, se tendrán ingresos limitados. Como empresario o negociante se puede generar ganancias más generosas.

5. Hay que abrir la mente al cambio; ser altamente adaptable, estudiar y aprender estrategias y tácticas para hacer negocios en el siglo 21.

Te puede interesar: Negocios que pueden abrirse sin necesidad de un local fijo

6. Ser arriesgado con moderación ayudara a tomar la decisión; valorando la libertad que como dueño del propio negocio se puede tener.

7. Es muy importante tener disponibilidad a trabajar duro para construir un negocio propio que pueda generar riqueza para la familia; por todas las generaciones.

8. Acercarse a lo expertos y compartir el proyecto con consejeros, elllos ayudarán a afinar todos los detalles. Y no sólo eso, sino que darán asesoría especializada para ayudar en cualquier etapa de la empresa.

9. Acudir exposiciones, pero antes de hacerlo hay que hacer un ejercicio sencillo. ¿Qué busco?, ¿qué ofrezco? Es decir, hacer un pequeño análisis que permita detectar si lo que se quiere es buscar un socio, un distribuidor o una nueva cadena de comercialización para vender los productos.

Vía: gestiopolis.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P