Abre una tienda para fiestas

Modelo. Comercio independiente de artículos para todo tipo de festejo, como desechables, piñatas, globos, centros de mesa y disfraces.

Público objetivo. Padres de familia, jóvenes de entre 18 y 25 años, salones/organizadores de fiestas y grupos musicales.

Infraestructura. Local de entre 80 y 120m2 con posibilidades de ampliación, dentro de una plaza comercial bien ubicada.

Equipo. Estantes, mesas, caja registradora, máquina englobadora y tanque de gas helio, así como extenso surtido de mercancía.

Personal. Tres empleados de mostrador para acomodo de mercancía, atención al cliente, cobro de la venta y que además, ayuden en la limpieza del local y mantengan en orden el almacén.

El mercado de las fiestas es muy amplio. Para empezar, siempre hay un cumpleaños que festejar. Y si no, también existen las reuniones para despedidas de soltera y baby showers, así como primeras comuniones, bodas y XV años, entre otros eventos. Gracias a esta variedad, los negocios de este tipo tienen ventas todo el año –la industria tiene un valor a nivel mundial de US$12,000 millones– y sus productos se han vuelto básicos para los festejos de temporada como el 14 de febrero, día del niño, Halloween, Navidad y Año Nuevo.

“Aún aquellas personas que no suelen festejar, asisten como invitados a un mínimo de seis fiestas al año y son clientes indirectos”, explica José Guapo, franquiciante maestro de Party Land (www.partylandmexico.com), empresa líder en la venta de artículos para fiesta en el país, con 38 tiendas en 27 estados de la República, quien afirma que este mercado continúa virgen.

De acuerdo con este empresario, la oportunidad de negocio radica en la gran diversidad de productos que se pueden ofrecer, y la clave está en escoger la mercancía adecuada para no tener inventario parado. Como en cualquier comercio detallista, se trata de un modelo de compras de impulso y, entre más variedad exista, mayores serán las ventas y, por lo tanto, las ganancias. En su experiencia, asegura, un cliente suele llevarse entre siete y ocho artículos más de los que originalmente tenía planeado comprar.

Fuente: www.SoyEntrepreneur.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion