El paso a paso para abrir una juguería

El bajo costo y el alto beneficio que representa la apuesta en una juguería ha hecho de este negocio uno de los favoritos entre los jóvenes empresarios que tienen planes de emprender.

Lo cierto es que antes de abrir, es importante que se organice un focus group que servirá para planificar mejor el crecimiento de la juguería, además de conocer en qué zonas del distrito se permite abrir este tipo de negocios y cumplir con todas las condiciones de seguridad y sanidad exigidas.

Pasos para abrir una juguería

  • Realizar consultas: lo primer es apersonarse al municipio del distrito donde se piensa abrir la juguería, pues allí informarán de todos los requisitos que se debe cumplir. Es que cada alcaldía tiene un Sistema de Otorgamiento de Licencias (en muchos casos virtual) donde en menos de un minuto se puede consultar si en un inmueble determinado se puede acondicionar un restaurante.
  • Requisitos de seguridad: Antes de otorgarse la licencia, todo inmueble pasa por una inspección por parte de Defensa Civil. De hecho, el interesado también debe realizar un pago (que varía entre S/.88 y S/.266, dependiendo del área de los locales de hasta 500 metros cuadrados), para que los encargados del Indeci realicen las inspecciones que certifiquen la seguridad del local.
  • Definir el producto: Se debe tener en claro que el producto principal es ofrecer jugos; por tanto éstos tienen que ser exquisitos. Adicionalmente, se puede ofrecer ensalada de frutas, sándguches, postres, empanadas, tamales. Etc. Todo depende de lo que tu cliente quiera consumir.
  • Elegir al cliente: Las personas que consumen este tipo de productos se cuentan a jóvenes y adultos que quieren cuidar la línea y, también, a las personas que desean una merienda entre comidas. Pueden ser empresarios, empleados de oficinas, deportistas, estudiantes, señoras que van al gimnasio, estudiantes de educación superior, etc. Todos ellos constituyen el grupo objetivo de potenciales clientes.
  • Escoger el lugar: Las juguerías se encuentran generalmente en lugares por donde transita mucha gente, como pueden ser los centros comerciales, los mercados, las zonas de alta concentración de oficinas, las cercanías de los gimnasios, de los centros de estudios, etc.
  • Equipo y mobiliario: Se pueden comprar nuevos o de segunda mano, alquilarlos o pedirlos prestados. En el caso del mobiliario, se debe tomar en cuenta el tipo de clientes a los cuales se dirige el negocio, la ubicación del local, entre otros, ya que son los usuarios los que deben sentirse cómodos y atraídos con la decoración del local. Entre los equipos necesarios están: licuadora, exprimidor de cítricos, vitrina para exhibir alimentos, sillas, vajillas, utensilios.
  • Ubicar a los proveedores: Los vendedores de frutas son los principales proveedores y entre ellos se tiene que seleccionar quien ofrezca no sólo el menor precio sino la fruta de mayor frescura y calidad. El lugar más adecuado para hacer las compras es el mercado mayorista de frutas y verduras. Ahí se consiguen los precios más baratos.
  • Contratar personal: Una juguería pequeña se maneja como máximo, con dos o tres personas, inclusive una sola puede preparar el jugo y atender a los clientes. Lo básico es conseguir a personas con buen trato y empatía (capaces de ponerse en los zapatos del cliente), y cuya higiene y honradez estén a prueba de balas.
  • Inauguración y promoción: Se debe pensar cómo hacer para que los clientes se enteren de que existe la juguería y qué ofrece. Por ejemplo, una forma sencilla y económica es volantear en los alrededores de local dando información acerca de los diversos tipos de jugos y sus respectivos precios.

Vía: peru21
Foto: conzumogusto

Artículos Relacionados

comments