Ingresa al mundo de la venta online de pescados y mariscos

Es cierto que cada vez más sectores están ingresando al terreno del Internet, tanto así que numerosas empresas están cerrando sus locales físicos para quedarse exclusivamente con sus tiendas virtuales. Sin embargo, nadie se hubiera imaginado que llegaríamos al tiempo en que las pescaderías tradicionales, las de los mercados y supermercados, ingresen al camino de la extinción. Ese es el ejemplo que nos trae Ponerse las Botas, una pescadería de lujo española, que únicamente vende a través de Internet.

La transformación hacia un giro de negocio inusual

No creas que esta empresa ha nacido con la llegada de las nuevas tecnologías. Para nada. Ponerse a las Botas es el mejor ejemplo de cómo una empresa se pone a la orden de la innovación, y no se deja tragar por el mercado. Ponerse las Botas es una empresa familiar que nació en Madrid, España, allá por el lejano 1945. Al inicio de sus operaciones, Ponerse las Botas empezó ofreciendo servicios como armadores pesqueros, para luego de unos años, ingresar al ámbito de la distribución mayorista de pescados y mariscos a restaurantes y comercios minoristas.

Sin embargo, con la llegada del Internet, los creadores de Ponerse las Botas vieron una oportunidad sin igual. Si bien las pescaderías online ya eran una realidad en la Madre Patria (aún no hay símiles en nuestro país), Ponerse las Botas ofrece a sus clientes pescados y mariscos de primera calidad, que no son ofertados normalmente por sus competidores.

El engranaje informático de Ponerse las Botas

¿Cómo funciona Ponerse las Botas? Pues esta empresa a pesar de contar con sus perfiles de Facebook y Twitter, tienen su propia web que hace las veces de tienda virtual (tiene el clásico modelo de cesta que utilizan las tiendas virtuales norteamericanas). Es decir, es el cliente quién decide el pescado o marisco que consumirá, el tipo de corte que necesita, el número de kilogramos, si lo requiere en forma de rodajas, filetes y lomos, y todo con un simple clic.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




El servicio virtual está operativo las 24 horas, y si el pedido se realiza antes de las 6 de la tarde (solo en el caso de Madrid), el pescado o marisco pedido llegará a la casa del solicitante durante las primeras horas de la mañana. Y si el pedido es fuera de Madrid, éste llegará en no más de 24 horas en las mejores condiciones.

Los clientes se ponen las botas

Otra ventaja que diferencia a Ponerse las Botas de sus competidores es su trato al cliente. Si el pescado o marisco no está al gusto del cliente, éste tiene la opción de devolver el producto y solicitar la devolución íntegra de su dinero (todas las transacciones se realizan vía online).

Literalmente, el pescado llega directamente del mar a las mesas de los clientes, pues Ponerse las Botas no utilizan intermediarios o distribuidores tercerizados para la entrega de los productos. Ellos mismos cuentan con una red de transporte, que posibilita que los pescados y mariscos solicitados lleguen en el mejor estado posible y, a la vez, reduciendo el costo final de dichos productos.

¿Qué te parece esta idea de negocio? ¿Innovadora? ¿Fuera de lo común? Vale la pena ponerla a prueba

Vía: ponerselasbotas.es / eureka-startups.com

Foto: ponerselasbotas.es

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario