Iniciar una empresa en Holanda es posible con tan sólo un euro

ibericus_21_02_2013

Un euro es todo lo que necesitas como capital social mínimo para constituir una sociedad de responsabilidad limitada en Holanda. Paul González, un emprendedor que el pasado diciembre montó una tienda de productos ibéricos en Amsterdam, explica que este es uno de los alicientes que anima a la creación de empresas. El entusiasmo por probar cosas nuevas y la personalidad abierta de los holandeses  son otras ventajas que refuerzan el espíritu empresarial.

Paul González lleva ocho años al frente de Iberdeli, un negocio de importación y exportación de productos ibéricos. Ahora regenta Ibericus en cuyo capital participa al 50% con una firma española: “Es un acuerdo en el que ambos ganamos. Yo conozco el mercado y ellos me proporcionan la mercancía”. Reconoce que los trámites burocráticos de puesta en marcha no son muy pesados, “en nuestro caso se ralentizaron porque se necesitaba la presencia de todos los socios ante notario”.

Un local de 160 metros cuadrados, ubicado en el centro de Ámsterdam, y una inversión de 200.000 euros dieron luz verde a este negocio en el que González ha depositado muchas esperanzas de éxito: “El holandés no tiene un conocimiento gastronómico muy amplio, pero le gusta experimentar. Esta mentalidad abierta es una ventaja para todos los negocios y, en particular, para el nuestro”.

portbooker_21_02_2013

Un puerto abierto al mundo

Portbooker.com es una de las principales centrales de reserva de amarres y también es una guía de puertos deportivos. Desde el año 2006, esta empresa española ha gestionado 17.500 reservas y recibe más de un millón de visitas anuales en su web. Llevar sus servicios a Holanda, origen de muchos de sus clientes, era una obligación. “Nuestra presencia allí, inicialmente con una oficina y ahora, con un delegado comercial, nos ha permitido crecer en un mercado relevante en volumen de reservas y anunciantes. Son más de 37.000 visitas en 2012 y más de 160.000 páginas vistas de este mercado, con incrementos de más del 60% en casi todas las regiones del país”, explica Jorge Velasco, uno de los fundadores de esta firma.

Manual de supervivencia

  • Holanda es uno de los países más pequeños. Con una superficie de casi 42.000 metros cuadrados, acoge a una población de 16 millones de habitantes.
  • El idioma oficial el neerlandés, de origen germánico. Aunque casi todos los holandeses hablan inglés, conviene que presentes tu empresa online en la lengua original. Te agradecerán esa cercanía.
  • La escritura de constitución de un negocio registrado en Holanda puede ser firmada por el representante a través de un poder.
  • La sociedad de responsabilidad limitada puede ser creada por una o más personas, físicas o jurídicas, debe tener un director y sede. El capital social mínimo es un euro.
  • Una o más personas físicas o jurídicas pueden crear también una sociedad anónima. Ésta debe contar con un consejo de administración, otro de supervisión y una sede. El desembolso inicial para crear este tipo de empresas es de 45.000 euros.
  • Cualquier compañía extranjera tiene derecho a establecer sucursales en Holanda; separadas de la empresa matriz o como una extensión de ella.
  • Para que una organización sea considerada residente y tenga los beneficios del sistema tributario holandés está obligada a contar con un domicilio social y a designar a un director local, ambos suministrados por una fundación neerlandesa.

¿Que te parece? ¿Te animas a hacernos tus comentarios al respecto?

 

Fuente: expansion.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion