¿Prestamista o propietario? Sepa cómo realizar una inversión

diferentes-tipos-de-inversion

El mundo económico ha crecido tan exponencialmente que ha diversificado de una manera nunca antes pensada las posibilidades de inversión a su alcance. El conocimiento de los instrumentos de inversión puede llevarnos al éxito económico. Sin embargo, está latente la otra posibilidad: una debacle económica, de la cual le resulte casi imposible salir. Ese el riesgo que afronta toda inversión. Sin embargo, no toda inversión es igual. Aquí le enseñamos que existen únicamente dos tipos de inversión: la inversión de los prestamistas y la de los propietarios.

Inversión de los Prestamistas

No solo prestando dinero a su vecino, se convierte en un inversionista de capital. El mercado financiero y de capitales ha ampliado ese espectro de posibilidades. Un bono del tesoro (de cualquiera de las instituciones públicas del país o del mundo), un bono de una empresa privada, o un certificado de depósito son algunas de las posibilidades que tiene para convertirse en un inversionista de este tipo.

Se dice que es una inversión segura, pero no la más sensata. Antes de realizar una inversión de este tipo, hay que revisar dos cosas: cuánto será ese dinero extra que nos den por nuestro capital prestado, y cuál es la tasa de inflación de los últimos años. Puede ocurrir que luego de algunos años, nos entreguen el interés generado por nuestro capital, sin embargo, nuestra capacidad adquisitiva sea menor que años atrás, debido a que la tasa de inflación de aquellos años se ha disparado. Ojo con ello.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Inversión de los Propietarios

Tener una casa y ofertar cada una de las habitaciones no es la única opción. Un valor, las acciones de una compañía o una propiedad (en general) comprenden la frontera de lo que significa una inversión de los propietarios. A diferencia de los bonos, cuando usted posee una acción, puede ganar como perder. Tenga que en cuenta que no solo ofrece su capital en prenda, sino también su voluntad al riesgo empresarial. Lo que todos queremos es que la empresa en la que invertimos logre salir airosa, y genere una alta rentabilidad a favor nuestro. Conocer el mercado de valores es vital antes de lanzarse en esta aventura.

Invertir en bienes raíces es más seguro que en acciones. Solo que requiere de un capital mayor que en el primer caso. Y, por supuesto, siempre observar el panorama en el que se mueve el mercado inmobiliario. Puede que en algún momento, exista demasiada oferta inmobiliaria debido a una eclosión del sector construcción, lo que puede llevar a una caída del precio de nuestro inmueble. O simplemente, que el empleo decaiga en el país, lo que provocaría que haya menos compradores en el mercado.

Conocer para qué quiere destinar el dinero de su inversión es fundamental antes de elegir algunas de las posibilidades aquí descritas. Le recomendamos que antes de iniciarse en el mundo de la inversión, tome una hoja de papel y saque cuentas del dinero que espera obtener y lo que quiere hacer con él.

Vía: “Finanzas personales” por Eric Tyson

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario