¿Qué es la subvención?

Una de las salidas a las que suelen acudir las personas que desean montar su propio negocio, son las subvenciones, que son las más atractivas pero también las más escasas y difíciles de conseguir.

Existen muchas razones por la que una persona natural o jurídica solicita una subvención, entre ellas tenemos; iniciar un negocio, evitar el cierre de una empresa o mantener una economía estable.

Todas las empresas o personas que cumplan con las condiciones legales establecidas en cada país, tienen el derecho de una subvención por parte de la Administración Pública, siempre que cumplan con la actividad para la cual fue solicitada dicha subvención, conozcamos de manera detallada la definición de subvención.

Pero, ¿qué es la subvención?

Es el proceso mediante el cual, un organismo público entrega una cantidad de dinero a una persona o entidad, sin estar sujetos al reembolso de ese dinero, con la finalidad de que el beneficiario pueda realizar una actividad económica.

Cuando existe una subvención se crea una relación jurídica entre la Administración y el beneficiario, en donde el beneficiario está obligado a llevar a cabo la actividad para la cual la subvención fue solicitada.

Objetivos

Cuando una persona física o jurídica desea solicitar una subvención debe considerar los siguientes objetivos:

  • El destino de ese dinero sea para emprender un nuevo negocio.
  • Ayudar a aquellas entidades que estén a punto de cesar su actividad económica.
  • Animar económicamente a los sectores estancados.
  • Crear productos y servicios con un alto nivel competitivo.
  • Controlar la inflación.
  • Mantener la estabilidad en la económica.

Te puede interesar: 6 beneficios de financiar tu empresa en el Mercado Alternativo de Valores

Derechos de la Administración

La Administración que está encargada de entregar la subvención, tiene los siguientes derechos:

  • Fiscalización e inspección de la actividad beneficiada.
  • Revocación cuando exista un incumplimiento por parte del beneficiario.
  • En los casos de observar poca disciplina en el desarrollo de la actividad, la Administración puede imponer las sanciones necesarias.

Vía: tributos.net

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados