Si conoces muy bien un sector del mercado, atrévete y crea tu negocio

¿Tu trabajo por cuenta ajena ya no es un reto? ¿Tienes una idea que puede atender las demandas de tus clientes y que no puedes cubrir como empleado? Saca partido a tu experiencia y hazte empresario.

Albert Einstein decía que “la única realidad es la experiencia”, una máxima que es de oro en el mundo de los negocios. Si quieres crear tu propia empresa y conoces a fondo un sector, su mercado, los clientes y los proveedores es un buen comienzo. Combina todo ello con una idea brillante y tendrás el éxito casi asegurado. La proactividad y atender las demanadas del cliente hacen el resto, porque poner en marcha un negocio es sólo el punto de partida de los emprendedores.

Luis Vegas, creador junto con David Bravo y Manuel Mercader de la firma Ontwice, recuerda que cuando comenzaron “el sector digital era pequeño y nos conocíamos todos. La marca personal de cada uno de nosotros nos ayudó mucho a llevar a cabo las primeras propuestas. Recuerdo que el primer año acudíamos los tres con mucha ilusión a todas las reuniones”. Estos emprendedores acumulaban más de diez años de experiencia en el sector digital cuando en 2006 crearon esta compañía de márketing interactivo, a cuya puesta en marcha destinaron 250.000 euros y que en 2011 facturó 2,5 millones de euros.

Uno de sus primeros clientes fue Microsoft, empresa en la que habían trabajado varios años y que unió sus destinos. De hecho, son su agencia oficial para desarrollar los custome games de Messenger y los encargados de la gestión web del site corporativo de Microsoft, a través de un acuerdo que mantienen con la multinacional americana.

Los artífices de Youpping, red social para ir de tiendas offline y online, también sacaron el mejor partido de su experiencia. Antonio Bernal y Miguel Rodríguez compartieron pupitre cursando un MBA y luego un Máster en Dirección Financiera. A ellos se unió después Ambrosio Miñarro, y juntos desarrollaron Try it, anticipo de lo que es ahora Youpping.

Explican que lo más complicado fue “desarrollar una idea que sólo estaba en nuestras cabezas e innovar. La trayectoria profesional nos fue útil, pero también puede predeterminar: parecía imposible crear algo tan distinto a todo lo existente, que uniera el comercio online y el tradicional, los mundos de los que procedíamos”. Sus conocimientos del sector les ayudaron en los comienzos y ahora, los posibles hándicaps continúan siendo su mayor aliciente para avanzar: “Estamos trabajando para solventar el miedo que tiene la tienda minorista a Internet. Queremos que no lo vean como una barrera, sino como una ayuda para ampliar su negocio. Es una nueva forma de entender el comercio”.

En 2013, Youpping quiere integrar en su red a 6.000 establecimientos, captar más de 90.000 suscriptores y superar las 200.000 visitas mensuales. Objetivos ambiciosos para una firma que comenzó con una inversión inicial de 250.000 euros y que prevé cerrar este ejercicio con una facturación de 270.000 euros.

Los factores que te llevarán al éxito
Mercado. Analiza con todo detalle el mercado. Llevas años moviéndote en el sector y nadie mejor que tú para descubrir una fisura y crear un negocio que cubra esa necesidad.

Clientes. Si tienes una nutrida cartera de clientes de tu anterior trabajo no la quemes con tu idea. Tantea cuáles son sus demandas y trata de atenderlas con un producto nuevo. Si se lo arrebatas a tu antigua compañía se puede poner en tu contra: eres una pyme y contar con una grande como aliada puede ser la mejor baza para dar un impulso a tu negocio.

Inversión. Aunque tus conocimientos y la ilusión por hacer algo nuevo te llenen de entusiasmo, no inviertas hasta el último euro en tu empresa. La cautela es el mejor aliado de la experiencia, no dejes que las prisas arruinen tu futuro como empresario.

Objetivos. Márcate unos objetivos muy definidos que te permitan crecer sin resbalar. Aprende de tus errores profesionales y de los que se hayan cometido en la empresa donde trabajabas.

Socios. Crea tu propio equipo. Si compartes con otro compañero la iniciativa que quieres desarrollar, sigue adelante, si no, lo más recomendable es que consigas socios ajenos a tu anterior trabajo que te ayuden a crear tu empresa.

Fuente: expansion

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion