Verdades y mentiras sobre una idea de negocio

crear-idea-de-negocio

Tanto se ha escrito sobre la importancia de una idea de negocio, que al final, pocas cosas han quedado claras. Considerada como la semilla de todo emprendimiento, la idea de negocio es el bien más codiciado por todo aspirante a empresario. Sin embargo, se han construido una serie de premisas que exageran el valor de una idea de negocio en la consecución del éxito empresarial. Veamos las más difundidas:

  1. “LA IDEA ES LA PARTE MÁS IMPORTANTE DEL PLAN DE NEGOCIOS”

Si bien la idea de negocio es importante, su grado de importancia no es la de mayor valor dentro de un plan de negocios. Es más probable que se logren rendimientos positivos manejando un plan de negocios bien estructurado que sólo contando con una buena idea de negocio. Ahora bien, lo óptimo sería que así como tengamos a la mano un plan de negocios perfectamente diseñado, poseamos a la vez, una idea de negocio realmente innovadora en el mercado. Está de más decir que lograr ambas cosas para un joven emprendedor resulta más que complicado.

¿Qué es más importante que una idea de negocio excelente? Toma nota de estos puntos:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  • TUS CLIENTES: Si no sabes quiénes son tus potenciales clientes, mejor no inicies el negocio. Ya lo habrás escuchado antes, pero es bueno repetirlo: sin clientes, no hay negocio.
  • MOTIVACIÓN PARA QUE TE COMPREN: ¿Sabes por qué muchos famosos lanzan perfumes, líneas de ropa u otros negocios y terminan siendo exitosos? No es que hayan tenido una excelente idea de negocio, sino que la gente, su público, se siente motivada de comprar sus productos, debido a la imagen que ellos venden. Tú no estás en ese caso. Entonces, debes preguntarte: ¿Por qué la gente preferirá comprarme a mí por sobre el resto?
  • TU EQUIPO: Básico, sin socios y colaboradores que compartan tu visión empresarial, tu negocio está destinado a ir a la deriva.
  • TUS RIESGOS: Todo emprendimiento posee sus propios riesgos, mayores o menores, no importa el caso, pero existen. Debes anticiparte a ellos en tu plan de negocios.
  1. “ME ROBARÁN MI IDEA SI NO LA PROTEJO”

Es una de las mentiras más grandes que pueden existir. Nadie se atreverá a robar una idea que aún no ha sido puesto en marcha y que no haya tenido un éxito comprobado. Sólo piénsalo: ¿Quién se atreverá a asumir los riesgos de una idea que no es suya? Nadie. Ni que la gente estuviera sobrada de dinero.

Cuando alguien realmente está interesado en tu idea, no te la roba, sino que busca asociarte contigo, porque sabe que tú dominas más el tema en cuestión que él mismo. Poner parches legales cuando la idea está en embrión nos parece una exageración. Salvo que tengas una idea revolucionaria que promete cambiar un mercado en específico, no te lo aconsejamos.

  1. “LOS EMPRENDEDORES CON BUENAS IDEAS DEBEN BUSCAR UN VENTURE CAPITAL”

Hemos llegado al paroxismo al tratar de comparar nuestras pequeñas empresas con las originadas en Silicon Valley. Se manejan realidades completamente distintas. Si no sabes que es un venture capital, te adelantamos que es un capital de riesgo destinado a algunas startups, pero cuya finalidad no es la devolución del dinero más interés como cualquier préstamo bancario, sino la posibilidad de contar con un 20 ó 30% de la participación accionaria de la naciente empresa. El prestamista no lo es tal, se convierte en un socio estratégico del nuevo emprendimiento. Es así como ha florecido Silicon Valley, y cuyos tentáculos ahora inundan esta parte del continente.

Sin embargo, para los emprendimientos comunes, el venture capital puede que no sea la financiación más adecuada. ¿Por qué? Las startups de Silicon Valley están fundadas en ideas innovadoras, cuyos resultados tienen un periodo de latencia muy por debajo de cualquier emprendimiento. Para los negocios comunes, esto no ocurre, porque los resultados positivos demoran más que en los casos de las startups tecnológicas. Al final, el venture capital termina siendo desastroso para el emprendedor como para el prestamista.

  1. “UNA IDEA BRILLANTE ME HARÁ RICO”

Puedes pasarte años enteros de tu vida esperando una idea brillante y seguir en las mismas condiciones económicas de siempre. Pues, debes saber que muchas grandes empresas no se han construido en base a ideas innovadoras necesariamente. Toma como ejemplo Microsoft. A lo mejor pensaste que sus creadores eran unos visionarios adelantados a su tiempo. Lo cierto es que la mayoría de innovaciones de software lanzadas al mercado por Microsoft no son creaciones propias, sino más bien, son ideas compradas a pequeños y solitarios programadores de software.

Después de todo esto, ¿aún sigues creyendo que una idea de negocio fascinante realmente cambiará tu vida?

Vía: “Mitos emprendedores” por Ricardo Candela / elblogsalmon.com

Foto: emprendeyprospera.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario