Pasos para regularizar documentos protestados y evitar moras

Muchas personas y empresas mantienen deudas con entidades financieras – que ablandarían condiciones de deudas para evitar morosidad de sus clientes – y compañías a través de títulos valores como letras y pagarés. Pero lo que desconocen es que al no cumplir con sus pagos, dichos documentos pueden ser protestados.

En este sentido, existe el Registro Nacional de Protestos y Moras (RNPM) que tiene como función registrar y regularizar las moras de títulos valores como letras, pagarés, facturas conformadas, facturas negociables, warrants, entre otros.

Cuenta con una base de datos del registro que mantiene información de cinco años de los protestos nivel nacional. Dicha base tiene información reportada de las notarías, bancos, Poder Judicial y cámaras provinciales.

Y es de suma importancia regularizar los títulos valores protestados pues un mal registro afecta directamente el crédito de la persona, ya que si alguien presenta títulos valores protestados, eso refleja morosidad en las personas o empresas. Por ello la importancia de emplear adecuadamente la información ya que si es deficiente es una de las causas de morosidad.

Sin embargo, hay muchas empresas y personas naturales que desconocen la relevancia de regularizar sus protestos, pues honran la deuda con la casa comercial o con los bancos, pero no se acercan al Registro Nacional de Protestos y Moras a regularizar su situación.

Luego, cuando se acercan a una entidad financiera, esta no les aprobará un crédito pues aún presentan mora. Además, si las personas no levantan los protestos, esto es reportado a las centrales de riesgo y no serán sujetos de crédito por tener un record negativo.

Pasos para levantar un protesto

  • Primero, la persona o empresa debe acudir a la Cámara de Comercio de Lima con una carta del acreedor, en la que certifique que ya no mantiene deuda referida al título valor protestado. Esa carta viene firmada por el representante legal de la empresa acreedora, y se anexa la ficha RUC.
  • Si la persona no tuviera la carta, puede acercarse con el título valor ya cancelado pues cuando honra la deuda el acreedor le hace la devolución del título. Además, se necesita el DNI de la persona que realizará el trámite (puede ser un tercero).
  • Hay un pago por derecho de regularización, que varía entre S/. 45 y S/. 105, dependiendo del título protestado.

Tras estos pasos, y al culminar el proceso, se entregará al deudor un comprobante de regularización con el título valor sellado por el Registro Nacional de Protestos y Moras.

Vía: gestion
Foto: news.urban360

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion