¿Qué debe contener un contrato de arrendamiento?

Seguramente alguna vez hemos oído a algún familiar o amigo decir que va a elaborar un contrato de arrendamiento porque va a alquilar una casa o departamento a otra persona, o peor aún, que como se trata de un conocido, no hace falta hacer dicho contrato.

Lamentablemente, casos como éstos son muy comunes en todo el país, los propietarios rentan inmuebles a otras personas sin firmar un contrato lo que pone en riesgo el patrimonio por lo que es inevitable las estafas inmobiliarias.

En el proceso de alquilar una casa o un departamento, es muy importante saber elegir quién será el inquilino, pero lo es mucho más, contratar la operación de la manera correcta a través de un documento que establezca todos los acuerdos necesarios para proteger a cada una de las partes.

El contrato de arrendamiento residencial es un documento legal muy importante necesario para poder defender los derechos de propiedad y/o de uso sobre un inmueble. Este documento debe contener cierta información para la protección de las partes involucradas, en especial, para el dueño de la propiedad, que es quien corre el mayor riesgo.

Habitar una vivienda que cumpla con nuestras expectativas y necesidades es muy satisfactorio.

Y si ya se considera que alquilar habitaciones es un buen negocio, en caso de que este inmueble sea rentado, es indispensable contar con un contrato de arrendamiento que defina las condiciones a través de las cuales ambos contratantes se obligan recíprocamente, uno, a conceder el uso y goce temporal de una cosa y, el otro, a pagar cierto precio por ese uso o goce.

¿Qué debe incluir el contrato de arrendamiento?

  • Nombre y datos generales del propietario o de la persona con las facultades legales para rentar la propiedad (arrendador).
  • Nombre y datos generales de la(s) persona(s) que va a habitar la propiedad (arrendatario).
  • Ubicación y descripción de la propiedad a arrendar.
  • El objeto o propósito del contrato (dar en arrendamiento el inmueble).
  • Domicilios del arrendador, del arrendatario y del fiador o aval, en caso de que esta figura se incluya en el contrato.
  • El monto que el arrendatario pagará al arrendador como renta, especificando si es por mes, por año u otro plazo. Si el pago es por periodo adelantado o vencido, si no se indica, se supone que es por periodo vencido. Si existe una cuota de mantenimiento adicional, es recomendable ponerla en el contrato. También se debe determinar la penalización en caso de que el arrendatario no pague a tiempo.
  • Plazo del contrato (seis meses, un año, cinco años, etcétera). La ley establece que en casa habitación, el plazo mínimo obligatorio es de un año, salvo pacto contrario.
  • Forma y lugar de pago. Se debe acordar si el pago será con cheque, en efectivo o de otra forma. Si se pagará en el domicilio arrendado, en el domicilio del arrendador o si se depositará en una cuenta bancaria y en cuál.
    Detalles del depósito, el monto y las condiciones para que se devuelva al arrendatario al finalizar el contrato.
  • Las responsabilidades del arrendador y el arrendatario respecto del mantenimiento de la propiedad.
    Inventario y condiciones. Enlistará qué contiene el predio arrendado, las condiciones físicas y legales en que se entrega, los derechos que tendrá el arrendatario respecto del inmueble, si podrá o no hacer modificaciones en él. En este caso, previo acuerdo, se recomienda tomar fotografías que sirvan de sustento a lo pactado.
  • Uso y limitaciones del inmueble. Se debe aclarar si es para uso habitacional, comercial o de oficinas, además, incluye parámetros como la posesión de mascotas, horarios con mayor ruido permitido, subarrendamiento, etcétera.
  • Renuncias. El arrendatario y su fiador están obligados a firmar renuncias a diversos artículos de la ley, a fin de evitar abusos.
  • Renovación y aumento de la renta al término del contrato. Habrá que determinar si es o no renovable y las condiciones para cada caso.
  • Garantía. Ésta puede ser un depósito y/o un fiador o una fianza.
  • Las condiciones y procedimiento de renovación del contrato.
  • Fecha del contrato y firma de ambas partes.

Vía: inmuebleshoy
Foto:

1 Trackback / Pingback

  1. Ley aprueba desalojo de inquilinos morosos - Pymex

Dejar una contestacion