¿Qué es el Certificado Registral Inmobiliario?

Compre sobre seguro y antes de firmar un contrato o escritura por la compra de un departamento o casa, obtenga este documento expedido por Registros Públicos.

 

Antes de adquirir una propiedad se debe verificar que el vendedor sea el verdadero propietario del inmueble por lo que se debe acudir a la Sunarp.

En efecto, esta es la entidad encargada de emitir el documento de identidad de la propiedad o más precisamente, el Certificado Registral Inmobiliario (C.R.I) del predio.

Por ejemplo, si Carlos Pérez desea comprar un inmueble y José García le ofrece uno en venta, el primero tendrá que asegurarse que efectivamente José sea el propietario y tenga facultades para disponer, así como conocer las posibles cargas, gravámenes y restricciones.

Entonces, hay que preguntarse, ¿cómo Juan deberá tener la certeza que José es el propietario? La respuesta la encointranos al tener este certificado, uno de los muchos documentos que emite la Sunarp como parte del servicio de Publicidad Registral, cuyo objetivo supremo es otorgar seguridad jurídica a sus usuarios.

Así que el Certificado Registral Inmobiliario (C.R.I.) certifica:

– La descripción del inmueble (Características como medidas del terreno, la construcción, etc.).

– El titular del dominio registral (Quién es el dueño actual y quiénes fueron los anteriores)

– Los gravámenes y cargas inscritos a la fecha (Es decir demandas, embargos, arrendamientos, etc.).

– Títulos pendientes de inscripción (Bloqueos, hipotecas, transferencias, etc.).

La certificación o certificado registral le otorga una presunción de legalidad a los actos y contratos inscritos, y se encuentran bajo la protección y amparo de la ley. Esta información toma la historia registral del inmueble de 30 años aproximadamente.

Te puede interesar: Cómo registrar tu propiedad en Sunarp

Esta certificación registral se obtiene luego de un sencillo trámite que le garantizará la seguridad jurídica de su inmueble y que debe recabar cada vez que vaya a formalizar la compra de una vivienda. Es decir, si quiere comprar sobre seguro y evitar sorpresas desagradables, antes de firmar un contrato o una escritura, obtenga el C.R.I. del inmueble.

Partes del Certificado Registral Inmobiliario

Resulta fundamental saber cuáles son las partes de la partida para que pueda darse cuenta si hay algo extraño y no concrete la compra.

1. Antecedente dominial: Especifica el número de partida registral que independizó el predio.

2. Descripción del inmueble: Detalla la ubicación, porcentaje de zonas comunes, áreas techadas y linderos (frente, derecha, izquierda, por el fondo). En otras palabras, las características físicas de la propiedad.

3. Títulos de dominio: Señala quién es el propietario del inmueble. Puede ser una o más personas.

4. Gravámenes y cargas: Se anotan las hipotecas, embargos, anotaciones de demanda o usufructo que pueda pasar sobre el inmueble, así como los levantamientos de las afectaciones judiciales y extrajudiciales que pueda tener.

5. Registro personal: Especifica alguna limitación que pueda tener el propietario .

¿Dónde se tramita?

Este documento se tramita en las oficinas de los Registros Públicos. Una vez allí, hay que solicitar un formulario de publicidad (uno de color marrón) que se debe llenar de manera correcta  sin borrones ni enmendaduras

Y como se trata de información pública no es necesario que el mismo titular del inmueble la solicite; lo puede solicitar cualquier persona que tenga algún interés sobre el predio.

Un dato: El C.R.I. también es solicitado por entidades financieras (bancos y similares) con el objeto de poder aprobar o no un crédito hipotecario, o en su defecto para el financiamiento de la ejecución de algún proyecto inmobiliario tal como edificación de multifamiliares, condominios edificios y otros.

Vía: Sunarp

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados