¿Qué es un fideicomiso?

fideicomiso

El fideicomiso es un acto jurídico, de confianza, en el que una persona entrega a otra la titularidad de unos activos para que ésta los administre en beneficio de un tercero.

Así que en este contrato de fideicomiso una persona llamada fiduciante transfiere a título de confianza, a otra persona denominada -fiduciario-, uno o más bienes (que pasan a formar el patrimonio fideicomitido) para que al vencimiento de un plazo o al cumplimiento de una condición, éste transmita la finalidad o el resultado establecido por el primero, a su favor o a favor de un tercero llamado beneficiario o fideicomisario.

Existen cuatro partes dentro del contrato de fideicomiso:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Fiduciante o fideicomitente

Es quien constituye el fideicomiso, transmitiendo la propiedad del bien o de los bienes al fiduciario. para que cumpla la finalidad específica del fideicomiso.

Lee también: ¿Sabías que el fideicomiso te ayuda a comprar una vivienda?

2. Fiduciario

En general puede serlo cualquier persona. Por lo tanto pueden serlo personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, nacionales o extranjeras. etc. Sin embargo en el caso del fideicomiso financiero, solo podrán ofrecer sus servicios como fiduciarios, las entidades financieras sujetas a la ley respectiva o bien personas jurídicas expresamente autorizadas a tal fin.

3. Beneficiario

Es aquel en cuyo favor se ejerce la administración de los bienes fideicomitidos. Puede ser una persona física o jurídica que puede no existir al tiempo del contrato o testamento, siempre que consten los datos que permitan su individualización futura. Se puede designar más de un beneficiario y beneficiarios sustitutos. Si el beneficiario no llegara a existir, no acepta, o renuncia, el beneficiario será el fideicomisario y en defecto de éste será el fiduciante.

4. Fideicomisario

Es quien recibe los bienes fideicomitidos una vez extinguido el fideicomiso por cumplimiento del plazo o la condición.

Ventajas

Según el tipo de fideicomiso y las cláusulas pactadas se obtienen ciertas ventajas, a continuación algunas que suelen aplicar a todos o a la mayoría de los contratos de fideicomiso:

  • Los bienes administrados son inembargables.
  • Contabilidad y auditorías independientes.
  • Beneficios tributarios.
  • Puede emplearse para la realización de fines ilimitados, en tanto éstos sean lícitos.

Tipos

Se tienen, entre otros, los siguientes tipos:

  • De inversión: Que tiene por finalidad la inversión de recursos financieros.
  • De Garantía: Que se utiliza para garantizar algún tipo de pago o cláusula de cumplimiento.
  • Administrativo: Se utiliza para ceder la administración personal a alguna persona natural o jurídica en cumplimiento de algún tipo de contrato.

Vía: lafiduciaria.com.pe
Foto:fideicomisosargentina.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P