¿Qué es una Factura Proforma y para qué sirve?

Conoce algo más de este documento que declara el compromiso del vendedor de proporcionar los bienes o servicios especificados al comprador a un precio determinado.

Dentro de los trámites comerciales y tipos de facturas existe una especie muy particular por su naturaleza legal y comercial que la usan muchos empresarios y autónomos.

Su nombre es Factura Proforma y no tiene ninguna validez fiscal y contable. Se trata de un documento que indica una operación de compraventa y conviene no confundirla con la factura ordinaria ni, menos todavía, sustituirla.

Por ejemplo, si un emprendedor muy dinámico quiere enviar una oferta comercial; lo común es enviar un presupuesto. Pero si ha acordado ya el servicio o que el cliente ha hecho el pedido (aunque no se haya pagado todavía), entonces se envía una Factura Proforma.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Pues eso es básicamente este documento: una oferta comercial o, en su defecto, un borrador de factura. Pero nunca, nunca, una factura ordinaria. Es algo así como un acuerdo entre comprador y vendedor, que en modo alguno significa un compromiso u obligación de compra o venta.

Cabe anotar que muchas empresas exportadoras usan la factura proforma como comprobante de una operación comercial que todavía no se ha consumado, es decir, que ni el cliente ha recibido la mercancía ni la ha pagado.

¿Qué contiene una Factura Proforma?

Lo mismo que una factura ordinaria, sólo que ha de dejar claro que se trata de una “factura proforma” y ha de pertenecer a otra serie numérica o, simplemente, no ir numerada.

Por lo que se debe tener claro que no puede sustituir numéricamente a una factura ordinaria. Y al no tener una validez contable ni fiscal, para la Sunat, una factura proforma es, por decirlo gráficamente, papel mojado. Es importante saber esto, pues la Sunat nunca aceptará una Factura Proforma como un documento fiscal válido en caso de requerimiento o inspección.

Facturas Proforma en un programa de facturación

Muchos programas como Debitoor permiten hacer facturas proforma y enviarlas a los clientes. Ahora bien, estos softwares están diseñados para que tales facturas no interfieran en la contabilidad.

Es decir, que sus cifras nunca aparecerán reflejadas en ningún informe contable o la cuenta de resultados y la numeración de las facturas no quedará alterada por muchas facturas proformas que se haga.

Te puede interesar: ¿Qué es una Factura rectificativa?

Es por eso que conviene no olvidar convertir las facturas proforma en facturas ordinarias si las primeras pasan a reflejar una operación comercial completa. Con un buen programa de facturación se puede hacer con un solo click.

Función de la Factura Prorma en Comercio Internacional

Una de las peculiaridades de esta factura, es que se usa de forma obligatoria en operaciones de comercio internacional. Siendo esta necesaria en muchos casos para otras aplicaciones relativas a la apertura de créditos documentados y conseguir financiación. Así mismo destacar que el uso de la proforma a nivel Europeo es facultativo pero recomendable.

En resumen, esta factura en comercio exterior:

– Permite al Importador obtener la licencia de importación, en operaciones que se requiera.
– Permite la autorización para el pago en divisas y apertura de créditos documentados.
– Satisface los trámites aduaneros de país de destino.

Vía: emprendedores.es

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P