¿Sabes de qué se tratan los aportes voluntarios sin fin previsional?

Son aportaciones a una cuenta donde el afiliado debe tener más de 5 años de incorporado a una AFP.

Los aportes a una AFP son claves para garantizar nuestra tranquilidad una vez que haya concluido la etapa laboral, pero también nos pueden ayudar a concretar proyectos, sueños y aspiraciones más inmediatos.

Por ejemplo, como pagar la cuota inicial de un departamento. Esto es posible si los afiliados al Sistema Privado de Pensiones (SPP) acceden desde una AFP a un tipo de ahorro distinto al que ofrece el sistema bancario.

A esta modalidad se le denomina Aporte Voluntario Sin Fin Previsional y requiere que el afiliado tenga más de 5 años de incorporado a una AFP. Si se cumple con este requisito solo se tiene que seguir los siguientes 2 pasos:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Abrir una cuenta

Se trata de tener una cuenta de aporte voluntario sin fin previsional en una agencia de la AFP que se elija—puede ser distinta a la entidad en la que se tiene el fondo previsional— e indicar en cuál de los fondos (1, 2, 3) se desea depositar los ahorros. Este trámite también se puede ejecutar de manera virtual, a través de la página web afpnet.com.

2. Comunicarlo al empleador

Luego se deberá comunicar al empleador la decisión de retener una parte de la remuneración, indicando claramente el monto, la frecuencia o los meses específicos para dicha retención.

El beneficio más importante de tener una cuenta de ahorros en una AFP es que se tendrá la misma rentabilidad que se obtiene en tu fondo privado de pensiones, lo que significa una rentabilidad histórica superior a la que te puede ofrecer cualquier banco.

Además, los ahorros estarán en una cuenta individual de exclusiva propiedad, diferente a la de los aportes obligatorios. Para iniciar una cuenta de este tipo no existe un monto mínimo ni un límite de números de aportes, los cuales podrás realizar tú mismo o un tercero.

Otra ventaja es que se tendrá libre disposición de los ahorros hasta tres veces por año o se podrán transferirlos a la cuenta de jubilación en el momento que desees, lo que permitirá mejorar el fondo de pensión.

En caso de fallecimiento, los ahorros en tu cuenta constituirán herencia. Hay que tener presente que la AFP cobra por el servicio una comisión mensual por la administración del dinero.

Vía: perucontable.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P