Separación de sociedades, cuando la separación es inevitable

separación de empresas

La separación de sociedades en la actualidad implica conocer la legislación antes de formar la empresa tan anhelada. La decisión de fundar una empresa involucra en ocasiones conjugar intereses con otras personas que comparten en ese momento, los mismos ideales que el fundador. Sin embargo, cuando el tiempo pasa, las condiciones suelen ir cambiando. Estos cambios propios de la evolución de toda relación humana y empresarial nos dirigen hacia nuevos caminos.

Las decisiones de crecimiento, la existencia de un criterio propio o incluso la necesidad de ser simplemente independiente, van apareciendo en el momento menos esperado.

¿Qué hacer entonces ante una inminente separación de sociedades?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


La ley General de Sociedades en el Libro Cuarto de Normas Complementarias, en la Sección Cuarta en donde se trata la disolución, liquidación y extinción de sociedades contempla algunos puntos específicos que habrían de tener en cuenta al momento de acordar la disolución y que regulan las causas que son motivo de esta acción.

Título I, Disolución.

Artículo 407º.- Causas de disolución

La sociedad se disuelve por las siguientes causas:

1. Vencimiento del plazo de duración, que opera de pleno derecho, salvo si previamente se aprueba e inscribe la prorroga en el Registro.

2. Conclusión de su objeto, no realización de su objeto durante un periodo prolongado o imposibilidad manifiesta de realizarlo.

3. Continuada inactividad de la junta general.

4. Perdidas que reduzcan el patrimonio neto a cantidad inferior a la tercera parte del capital pagado, salvo que sean resarcidas o que el capital pagado sea aumentado o reducido en cuantía suficiente.

5. Acuerdo de la junta de acreedores, adoptado de conformidad con la ley de la materia, o quiebra.

6. Falta de pluralidad de socios, si en el término de seis meses dicha pluralidad no es reconstituida.

7. Resolución adoptada por la Corte Suprema, conforme al artículo 410.

8. Acuerdo de la junta general, sin mediar causa legal o estatutaria; y,

9. Cualquier otra causa establecida en la ley o prevista en el pacto social, en el estatuto o en convenio de los socios registrado ante la sociedad.

Recuerda que todo proceso de separación puede resultar doloroso y dejarte con un sabor a derrota, sin embargo tómalo como una nueva oportunidad de ver las opciones empresariales con mayor madurez, ya que significa una nueva etapa más no el final del camino empresarial.

Cuando la decisión está  tomada deberás hacerla conocer a tus socios o accionistas de tal forma que la decisión sea lo más beneficiosa para tus intereses y sea conocida por la comunidad laboral de tu empresa, de esta manera generaras una mayor empatía con tu personal.

 

Vía: Abogado Perú

Artículos Relacionados

comments