SUNAT: Los 9 criterios para pertenecer al Régimen del Buen Contribuyente

Pertenecer a esta lista brinda una serie de ventajas a la hora de declarar y pagar los tributos en la Sunat.

El Régimen del Buen Contribuyente fue creado para los contribuyentes y responsables que cuenten con una adecuada trayectoria de cumplimiento de sus obligaciones tributarias vinculadas a tributos recaudados y/o administrados por Sunat.

Para ingresar al Régimen, según lo previsto en el artículo 1° del Decreto, el contribuyente y/o responsable deberá tener una adecuada trayectoria de cumplimiento de sus obligaciones tributarias vinculadas a tributos recaudados y/o administrados por la Sunat.

Beneficios

Algunos de estos beneficios son:

– Poder declarar y pagar sus obligaciones mensuales de acuerdo a un cronograma especial, a partir del periodo tributario cuyo vencimiento se produzca en el mes de ingreso al Régimen.

– Atención preferente en la tramitación y acceso sin garantías al fraccionamiento y/o aplazamiento de la deuda, independientemente del monto de la deuda que se acoja, siempre que cumpla con los demás requisitos establecidos en las normas correspondientes.

– Atención preferente en todos los servicios ofrecidos en los Centros de Servicios al Contribuyente de la dependencia a que pertenece el Buen Contribuyente y en las oficinas de la SUNAT de la jurisdicción a la que corresponde el domicilio fiscal.

Requisitos

A tal efecto, los contribuyentes o responsables deberán cumplir con la totalidad de los siguientes criterios:

1) Haber presentado oportunamente sus declaraciones de las obligaciones tributarias mensuales durante los veinticuatro (24) últimos meses, y realizado el pago correspondiente. Está comprendida la presentación de la Declaración Jurada Anual del Impuesto a la Renta y el pago del impuesto respectivo. Para el cómputo del periodo antes mencionado, no se tomará en cuenta el mes precedente a aquél en que efectuaría la incorporación al Régimen.

Para efecto del presente numeral, se entiende que se ha cumplido con presentar la declaración si ésta se ha efectuado de acuerdo a las formas, condiciones y lugares establecidos por la SUNAT.

2) Tratándose de personas naturales, que no se encuentren con instrucción abierta por delito tributario, sentencia condenatoria que esté vigente por dicho delito, ni sean responsables solidarios de las empresas o entidades a que se refieren los numerales 3) y 4) respecto de deudas vinculadas al delito tributario.

Te puede interesar: Contribuyentes podrán pagar sus deudas con la APP Sunat

3) Tratándose de empresas o entidades, que por su intermedio no se hayan realizado hechos materia de instrucción que se encuentre abierta por delito tributario, siempre que las personas involucradas tengan o hubieran tenido poder de decisión sobre aquéllas.

4) Tratándose de empresas o entidades, que por su intermedio no se hayan realizado hechos que originaron la emisión de una sentencia condenatoria que esté vigente por delito tributario, siempre que las personas involucradas tengan o hubieran tenido poder de decisión sobre aquéllas.

5) No tener la condición de domicilio no habido en el RUC por ser inexistente o por no corresponderle.

6) No tener deuda tributaria exigible coactivamente que ha sido remitida a una central de riesgo.

7) No haber sido excluidos del Régimen en los últimos veinticuatro (24) meses calendario.

8) No contar con órdenes de pago, resoluciones de multa, comiso, cierre y determinación notificadas, durante los veinticuatro (24) últimos meses.

9) No contar con resoluciones de pérdida de fraccionamiento y/o aplazamiento notificadas, durante los veinticuatro (24) últimos meses.

Vía: perucontable.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados