5 consejos para negociar tu sueldo

Existen varios errores que deben evitarse al hablar de dinero con el futuro empleador. Así que para lograr una negociación salarial tenga éxito lo principal es conocer el mercado para saber cuáles son los rangos promedio de sueldo que reciben los profesionales de cada rubro. Entonces, la pregunta cae por su propio peso, ¿cuáles son tus expectativas salariales?

Esta pregunta puede transformarse para muchas personas en uno de los momentos más incómodos al encontrarse en una entrevista laboral, ya que la respuesta suele ser decisiva para un proceso de selección.

Para Freddy Kamt, director comercial de Bumeran.com, es preferible que el tema de salario no se toque en la primera entrevista, más aún si no se sabe exactamente de que se trata el puesto que están proponiendo.

Es mejor que se destaque la formación académica, logros obtenidos y trayectoria profesional, de tal modo, que la empresa se interese primero en la capacidad para resolver problemas y afrontar nuevos retos.

Así que para ayudar a superar con éxito las entrevistas de trabajo, Bumeran.com ofrece 5 claves para negociar tu sueldo y lograr el éxito.

1. Especificar un rango

Se debe detallar e informar con claridad el pago promedio que se requiere, además de mantener un intervalo máximo y mínimo de dinero para negociar. Para tener antecedentes certeros, lo mejor es realizar una investigación previa que incluya aspectos como escala salarial promedio del mercado, retribuciones en las empresas del rubro, responsabilidades del cargo y sueldo que reciben los trabajadores de similares características.

Quizás pueda interesarte: Cómo pedir el aumento de sueldo en el 2015

2. Averiguar sobre beneficios y bonificaciones

Antes de aceptar una propuesta o definir las pretensiones salariales, es importante tomar en cuenta que el monto de dinero que se solicite sea el adecuado para solventar todos los gastos diarios y agregarle otros aspectos a la cifra total, como son los ahorros. También es fundamental estar al tanto de si el salario es bruto o líquido, además de adicionales como los beneficios y bonos del cargo al que se está optando.

3. Saber “venderse”

Es importante saber adaptarse a las ofertas y conocer cómo exteriorizar tus cualidades integrando la formación académica, logros obtenidos y trayectoria profesional. Estos factores determinarán el pago al que se puede aspirar, por ello hay que tener conciencia del trabajo que se puede realizar. Para aquellos recién egresados, hay que tener en claro que no pueden solicitar un sueldo similar al de ejecutivos con amplia experiencia.

4. Indicar la renta solo cuando sea solicitado

Si se está frente a una oferta laboral donde se requiere información sobre pretensiones salariales, se deben incluir, pero no en el currículum. Los reclutadores deben observar que existe un interés general por el cargo y no solo en la retribución económica. ¡Ojo! Mentir puede dañar todo lo que se ha conseguido, ya que normalmente antecedentes como los niveles de remuneraciones son chequeados.

5. Nada se pierde preguntando

Si vemos accesible al empleador, podemos preguntarle directamente sobre el monto que tienen destinado para el profesional que cubrirá el puesto. Dar o pedir este tipo de información no perjudica en ningún caso al candidato, solo se debe aprender a manejar los antecedentes correctos. La seguridad es una de las cualidades más valoradas por los empleadores.

Quizás pueda interesarte: Hacer méritos para poder tener un aumento de sueldo

Vía:navent.com
Foto: mundoejecutivo.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion