Oficinistas podrían sufrir dolores lumbares por mala postura

 

Los problemas lumbares son la primera causa de visita al traumatólogo debido a enfermedades que afectan a la columna y cuello. En muchos casos por contracturas musculares, hernias lumbares o cervicales.

Las personas más vulnerables a sufrir este tipo de afecciones son las que durante toda la jornada laboral tienen una mala postura al sentarse. En ese sentido, el Dr. Alfonso Barnechea, traumatólogo de Clínica San Felipe, brinda algunas recomendaciones que deben tener en cuenta para evitar afecciones a la columna, cuello y hombros.

En primer lugar hay una regla básica que toda persona que realiza actividades sedentarias debe considerar; se trata de no adaptarse a la computadora sino adaptar el equipo a ella. “Esto es algo muy importante porque un ejecutivo, por ejemplo, puede estar todo el día sentado en un escritorio, frente a una pc y la postura no necesariamente es la mejor”, comentó el especialista.

Además, sería bueno considerar algunos puntos muy importantes para mejorar la postura:

  • Silla: Debe tener una curvatura en la espalda baja de casi 90°, que abarque la parte dorsal hacia abajo. Una silla ergonómica podría ser una muy buena alternativa.
  • Cojines: Si la silla no es ergonómica el uso de cojines en la zona lumbar podrían ser muy útiles para las horas que se mantiene sentada.
  • Monitor de la computadora: El problema es que en muchas ocasiones no las colocamos a la altura de nuestros ojos. Es recomendable que el monitor sea lo suficientemente grande para que la persona no esté acercándose, provocando dolores lumbares.
  • El teclado: Debe estar a la altura del codo para que no tenga que levantar los hombros, irritando cuello y hombro al mismo tiempo. Contar con un apoyo para la muñeca y la palma de la mano es ideal porque permite relajar toda la musculatura de la espalda y brazos. De esa manera se cansa menos.

Además, el Dr. Alfonso Barnechea considera importante pararse y caminar por 5 minutos por cada hora de permanecer sentado, sólo así es posible un buen estiramiento de los músculos y se alivian los dolores.

El masaje podría resultar bueno para combatir las contracturas pero cuando los dolores son constantes hay que acudir al especialista quien, a través de una buena evaluación y de exámenes de diagnóstico, podrá determinar el mejor tratamiento para el paciente, que puede ir desde analgésicos hasta terapias físicas.

Vía: Plat Comunicación
Foto: Plat Comunicación

 

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion