Cómo exportar alimentos al mercado exterior

Hoy en día, cada vez hay más demanda de productos alimenticios en los mercados del exterior. Para que tu empresa  no deje pasar una posibilidad de negocio resumimos lo que debes tener en cuenta para realizar este tipo de operaciones.

Los productos vegetales frescos por lo general requieren que el país importador establezca los requisitos fitosanitarios que estime conveniente, a fin de prevenir el ingreso de plagas a su país. Una vez fijados los requisitos fitosanitarios que se derivan del análisis del producto, país de origen, procedencia y uso destinado, el país exportador debe cumplirlos y dar fe de ello a través de un certificado fitosanitario, informaron funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa).

A la fecha se ha establecido internacionalmente, a través de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, y nacionalmente, por el Senasa, una clasificación de los productos vegetales según su riesgo potencial para la introducción de plagas.

Bajo esa idea, los productos frescos se ubican en la Categoría de Riesgo Fitosanitario 3 de 5.

1. Categoría de Riesgo Fitosanitario 1: productos procesados que no requieren de acción obligatoria del Senasa.

2.Categoría de Riesgo Fitosanitario 2: productos secos.

3.Categoría de Riesgo Fitosanitario 3: productos frescos.

4.Categoría de Riesgo Fitosanitario 4: productos destinados a la propagación.

5.Categoría de Riesgo Fitosanitario 5: otros no incluidos en los cuatro anteriores.

Si un producto no cuenta con requisitos fitosanitarios establecidos, la autoridad sanitaria del país importador tiene el derecho de rechazarlo. La exportación para productos procesados la autoriza Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) y los requisitos son los siguientes:

– La solicitud para la certificación del producto.

– Los requisitos fitosanitarios del país importador (si no se cuenta con antecedentes de exportación).

– El ticket de balanza.

Con todos ellos se emite la certificación. También debes tener en cuenta que, dependiendo del producto, se requiere de tratamientos cuarentenarios para su exportación, los cuales son  también requeridos para la certificación, así como la habilitación de las plantas de tratamiento y/o empaque y de los productores, cuando sean necesarios.

Fuente: Mass.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion