El Plan de negocio exportador para nuestras exportaciones

En la actualidad, tal vez un pequeño exportador se apoye en lo atractiva que es su página web o en  algún familiar o amigo instalado en otro país, llegando a exportar sin realizar un examen profundo de la situación.

Sin embargo es necesario armar toda una estrategia y estar listos ante un escenario de crisis financiera internacional y no dejarlo todo a la suerte. Un vez que identificamos el mercado y el producto, debemos evaluar nuestra capacidad exportadora.¿Cómo lo hacemos? Simplemente analizando lo siguiente: 

a) Capacidad comercial, es decir, la verdadera orientación hacia el mercado.

b) Capacidad financiera, los recursos disponibles.

c) Capacidad humana, personal capacitado para desarrollar actividades exportadoras.

d) Capacidad gerencial, quiere decir, conciencia exportadora.

e) Capacidad física, es decir, la oferta exportable de la empresa.

Conocidas nuestras capacidades y al amparo de la información del mercado, debemos reprocesar nuestro plan y adecuarlo para conseguir el éxito. El siguiente paso es la determinación de las estrategias a emplear para introducir nuestro producto al mercado, definiendo en ello,  las metas de ventas, el plazo y responsables.

Definidas las metas de venta, se establece las proyecciones financieras bajo distintas perspectivas, desde la pesimista a la optimista. Estas proyecciones y sus ratios nos permitirán establecer los cambios necesarios para optimizar los resultados, pero inclusive, nos puede decir si el negocio debe llevarse a cabo. Una gran información que evitará, antes de iniciar nuestra empresa, que perdamos dinero en el tiempo.

Fuente: Mass.pe

{fcomment}

Deja un comentario