El sector agroexportador peruano debe afrontar muchos retos

uvas peruanas

En el último año se observa una serie de factores que podrían truncar el deseo por convertir al Perú en un proveedor de peso de alimentos en el mundo para el 2021.

Por ello, Juan Varilias, presidente de la Asociación de Exportadores (ÁDEX) y empresario agroexportador de Gandules, comenta que el sector aún no está consolidado y tiene algunos retos internos por resolver.

Yoselyn Malamud, gerenta general de la agroindustria Virú, refiere que en los últimos 2 años se dio un incremento de más de 30% en el costo de la mano de obra. Los que más problemas tienen a la hora de captar trabajadores son los cafetaleros que poseen operaciones cercanas al valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), mientras los cafetaleros pagan al día entre 20 y 25 soles, los cocaleros se llevan a la gente por 50 soles. Eso es muy difícil de manejar.

En el tema de la devaluación del dólar, el presidente de la Asociación de Gremios Productores Agroexportadores del Perú (AGAP), Carlos Enrique Camet, estima que en los últimos años perdieron el 30% de la retribución a sus inversiones.

Al respecto, Rosario Bazán, gerenta general de Danper, sostiene que el Estado debe tomar medidas para evitar que las empresas pierdan rentabilidad por la depreciación del tipo de cambio. Propone la creación de algunos mecanismos, como el incremento de partidas arancelarias sujetas al drawback.

Sobre los problemas de falta de infraestructura, los reclamos abundan.  José Chlimper, presidente de Agrokasa, refiere que hace pocos años un camión hacía 22 viajes al mes trayendo mármol de Huancayo al Callao, pero hoy solo hace 10 por la disminución de la velocidad y la dificultad de ingreso al puerto. Menos viajes, más costos, menos ingresos, una ecuación negativa.

En cuanto a las amenazas por el tema del agua y cambio climático, todavía son vistos como problemas manejables, aunque Camposol sufrió el año pasado una reducción importante en la producción de palta, espárrago y mango debido al incremento de la temperatura por el fenómeno de El Niño, considerado leve.

Como parte de los retos pendientes del agro figuran la automatización de los procesos para contrarrestar un mayor déficit de oferta laboral, así como el desarrollo de los mercados, pues aún el mayor volumen de lo exportado sigue yendo a EE.UU., la Unión Europea y a algunos países del Asia.

Otro reto para el agroexportador, según Rosario Bazán, es no salir a competir por precios, ya que el Perú está en la capacidad de ofrecer frutas y hortalizas de alta calidad. Los agroexportadores no debemos comoditizar los productos sino más bien el desafío es posicionarlos adecuadamente en aquellos mercados que aprecian su alto valor agregado.

pequeños productores

Como vemos en el 2013, se espera que el sector agro cumpla con los retos para tener un buen año y así estar bien consolidado. ¿Qué medidas consideras necesario para cumplir con estos retos?.

Fuente: El Comercio

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion