Las normas internacionales de calidad

Las normas internacionales de calidad establecen especificaciones técnicas cuya aplicación permite al cliente discriminar productos de determinadas características o calidad y preferir aquellos que garantizan esa calidad.

En muchos casos, el éxito en mercados internacionales depende de la elaboración de nuestros productos y servicios bajo dichas normas de manera voluntaria. Todo ello asegura una calidad homogénea (voluntaria u obligatoria).

Estas normas son aprobadas por un organismo internacional o regional de normalización reconocido y están disponibles al público. Ello se realiza con el objetivo de proteger al consumidor, asegurar el cumplimiento de determinadas normativas relativas a la salud, a aspectos totosanitarios y zoosanitarios, a la sanidad vegetal y a la seguridad o ecología. Su ámbito de acción es nacional, regional o internacional según la competencia del ente que las dicte.

La certificación: Es el proceso mediante el cual una entidad debidamente acreditada confirma la capacidad de una empresa o producto para cumplir con las exigencias de una norma. El objeto de la certificación puede ser:

– Proceso de control de calidad de una empresa.- Se evalúa si el sistema de calidad de una empresa o parte de este cumple con los estándares establecidos por normas específicas, como las ISO.

– Características de un producto.- Se toma como referencia una norma o especificación propia del producto y se sigue un sistema particular de evaluación que implica, por ejemplo, la toma de muestras e inspección periódica en el mercado y en el centro de producción. Además, la certificación de producto conlleva una evaluación del sistema de calidad del fabricante, con el fin de asegurar que el cumplimiento de las especificaciones se mantenga a lo largo del tiempo.

Fuente: Acuerdoscomerciales.gob.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion