Las Pymes y los consorcios de exportación

Hoy en día, son innumerables las frases que se escuchan por parte de las empresas especialmente de las Pymes a la hora de encarar una exportación.

Desde ya, todas estas pertenecen a problemas reales, que hasta podrían decirse que son insalvables, pero no existen alternativas que se han impulsado en otros países del mundo con gran éxito.

Por ejemplo: “Me hicieron un pedido tan grande que yo solo no puedo abastecer”, “me piden tantas veces seguidas que no tengo tiempo para reponer”, “cuando me hacen un pedido pequeño, algunos costos logísticos me hacen perder competitividad”, “condicionan la compra a otros productos que no fabrico”, “me preguntaron si estaría en una feria internacional este año pero los costos son altos, no supe qué decir.”, “colocar mi producto en vitrinas internacionales es difícil, no tengo contactos”..etc

El concepto de asociatividad está más vivo que nunca. La alternativa que existe para dar respuesta a los problemas planteados al principio tiene mucho que ver con este concepto. Con estructuras distintas a las cooperativas pero con filosofía similar, los consorcios de exportación son una herramienta que permiten, muchas veces, solucionar los problemas planteados por pequeños productores y fabricantes a la hora de exportar. Muchos de esos problemas tienen que ver con volúmenes, costos logísticos, inexperiencia, etc., que pueden ser en cierta medida solucionados por esta “herramienta”.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Cualquier empresa, adecuándose a determinadas condiciones particulares del grupo puede participar de un Consorcio. La conformación empresarial de estas estructuras puede darse en forma “horizontal” cuando negocian los mismos productos y/o servicios o en forma “vertical” cuando ofrecen productos y/o servicios complementarios. También pueden diferenciarse desde otros puntos de vista, pueden ser de carácter “general” cuando convergen en el grupo empresas fabricantes de productos si ningún tipo de relación, como así también “especializados” cuando la oferta del grupo responde a un criterio sectorial.

Las empresas que se asocian en un consorcio, conservan su autonomía jurídica, financiera y de gestión. Los socios colaboran, no se fusionan. Se forman por Pymes en su mayoría.

Fuente: Gestiopolis.com

{fcomment}

comments

Autor entrada:

Deja un comentario