Oportunidades para su transporte de entrada

Muchas empresas, independientemente de su tamaño, ya han eliminado las ineficiencias y generado ahorros en logística de salida. Pero solo unas pocas han hecho el mismo esfuerzo para controlar la entrada de mercancías de los vendedores, coempacadores y proveedores.

En este sentido, hay que tener presente que un programa de transporte de entrada bien dirigido puede reducir los costos, mejorar el servicio, reducir los retrasos y errores, además de aumentar el rendimiento. Para GS Perú su implementación puede llevar a eficiencias en toda la cadena de abastecimiento. Muchas de estas mejoras que se aplican al transporte de salida para ahorrar tiempo y dinero también trabajan con el de entrada.

I. Brechas comunes en la logística de entrada. Los costos de transporte se ven afectados por las tasas de aceptación del carrier, la volatilidad del mercado, los patrones de pedidos y las cantidades. Para cubrir los costos desconocidos, los proveedores a menudo cargan un factor por margen de error en el precio de entrega de los productos entrantes. Eso hace que sea imposible saber cuán bien los proveedores están gestionando su transporte o cómo puede usted obtener un costo real por unidad.

La falta de optimización es otro tipo de brecha en el proceso. A veces, los proveedores envían el producto para sacarlo de su propio muelle, no para su beneficio. Y a menos que estos optimicen las órdenes y consoliden las cargas, no podrían maximizar el peso de los camiones que les envían.

Por último, los precios de entrega a veces están estructurados de modo que cualquier reducción de tarifas que logre el proveedor en las tarifas de flete las suma a su margen. Esto le da un incentivo para seleccionar los proveedores de más bajo costo, sin tener en cuenta el servicio.

II. Dónde encontrar los ahorros de entrada. Los programas de entrada pueden mejorar los procesos y lograr ahorros a través de:

– Compras. La licitación del carrier ayuda a identificarlos y obtener las tarifas óptimas. Cuando se agrega carriles de entrada a los de salida, aumentan los volúmenes de carga, haciendo su negocio más atractivo a los transportistas de precios potencialmente más bajos.

• Optimización de las órdenes. Los pedidos individuales pueden ser optimizados y agrupados a lo largo de las instalaciones para crear multirrecojos, envíos en un solo punto. Cargas menores a un camión (LTL loads o less than truck load) de múltiples proveedores se pueden consolidar en un solo camión para reducir los costos y la congestión en los muelles.

–Visibilidad. Cuando se tiene una visión clara del inventario de entrada, es más fácil controlar el uso de los activos y de los procesos de producción.

–Mejora de la entrega a tiempo. Los transportistas pueden ser medidos por la aceptación de las cargas licitadas, la puntualidad, el cumplimiento en las actualizaciones de estado, la precisión de la factura, y las tasas de reclamos.

–Indicadores y control de procesos. Mejorar el rendimiento mediante la medición de cumplimiento de los proveedores, la disponibilidad del producto, el rendimiento a tiempo, cantidad de pedido y estadía.

–Asignación de costos y precios más exactos. Cuando usted conoce los costos de flete por cada número de referencia (stock-keeping unit, SKU), envase, la asignación de estos y de precios a su cliente pueden ser más precisos.

Vía: El Peruano

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion