Productores nacionales: Exportar carne de cerdo a Europa y Asia Pacífico

La Asociación Peruana de Porcicultores (Asoporci) informó que los productores nacionales de carne de cerdo trabajan en un programa sanitario en conjunto con el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) para acceder en los próximos 2 años a nuevos mercados con los que Perú tiene acuerdos comerciales como la Unión Europea, Japón, República de Corea y China.

Por ello, la gerente general de la Asoporci, Ana María Trelles, señaló que para ello deben cumplir ciertos requisitos sanitarios que estos países exigen a sus socios comercializadores de carne porcina, como la acreditación de los mataderos.

En el 2012, según el Ministerio de Agricultura (Minag), la producción nacional de carne de cerdo para consumo directo fue de 121 mil toneladas, esto quiere decir un 4.7% más que en el año 2011, sumando 302.5 millones de dólares.

La producción nacional no solo cubre gran parte de la demanda interna de consumo directo sino que también se exporta al mercado de Ecuador. A ese país se envían alrededor de 600 cerdos vivos semanalmente provenientes de la costa norte peruana (regiones de La Libertad, Lambayeque y Piura), por un valor de 150 mil nuevos soles al mes.

Debemos tener en cuenta, según el Minag, Perú importa cada año de 3 a 3.5 millones de kilogramos de carne porcina de Chile, Canadá y Estados Unidos orientada casi en su totalidad a la industria nacional de embutidos procesados, aunque esta importación se está reduciendo desde el 2010.

En este caso, la falta de abastecimiento nacional de insumos, como el maíz, para la alimentación de los cerdos es un factor limitante de la industria porcina en el país.

– El maíz representa el 60% de la dieta de los cerdos y genera una demanda anual de 3.2 millones de toneladas.

– Perú solo produce el 30% de la misma, el sector entonces está condicionado por la disponibilidad de la materia prima en el comercio internacional.

Finalmente dijo que los productores tienen períodos muy difíciles por el incremento de los costos de esta materia prima, llegando a incrementarse hasta en 150%, lo cual reduce la rentabilidad del negocio y representa un reto hacia una mayor eficiencia.

Fuente: Andina

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion