Exportación no tradicional de Perú creció cinco veces

exportaciones-no-tradicionales

Luis Miguel Castilla, ministro de Economía y Finanzas, afirmó que en la última década el sector exportador no tradicional se multiplicó por cinco, a pesar que el nuevo sol se apreció 30%, al pasar el tipo de cambio de 3.50 a 2.50 soles.

La competitividad de los exportadores no solo es incidido por el cambio nominal. Hay otros factores, como los costos logísticos, que son más importantes. El ministro explicó que obviamente un tipo de cambio fuerte resta competitividad a la oferta exportable, pero también incita a las empresas a ser más eficientes, y ha habido ganancias en eficiencia y productividad enormes en la economía.

Si uno hace una desagregación de cuánto del crecimiento es explicado por la inversión y cuánto por mejoras en la productividad, más del 50 por ciento del crecimiento es por lo segundo. Agregó que la política comercial ha ido hacia abrir nuevos mercados y diversificar la oferta exportable.

“Tenemos muchos sectores exitosos, como el agroindustrial, donde hemos ido avanzando pese a tener un tipo de cambio con tendencia apreciatoria. Así que hay que relativizar las cosas”, afirmó.

También señaló que con las presiones inflacionarias a la baja se podría pensar eventualmente si vale la pena o no cambiar la tasa de referencia, lo cual corresponde al Banco Central de Reserva (BCR) y se mantiene en 4.5 por ciento.

Esto obviamente pasa por un tamiz que es ver que la economía tampoco se sobrecaliente. Sucede que si por un lado se mantiene un diferencial de tasas, se atrae más capitales, y ello a su vez aprecia más el tipo de cambio.

Sin embargo, dijo que si se baja el costo del capital se dinamizará más la economía y el país crecerá por encima del potencial, y eso puede introducir presiones inflacionarias. Castilla consideró que es un dilema que se tiene que tomar en cuenta, y no se debe escatimar en ver y revisar todas las posibilidades que se tienen.

“El orden y la secuencia es empezar por las herramientas de política monetaria, y seguir en segundo plano con políticas macro y micro prudenciales”, señaló.

Agregó que posteriormente hay que ver los temas de política fiscal, que implica no llegar a una política expansiva que tiende a ser apreciatoria. También dijo que adoptar controles de cambio o de capital está descartado de plano por ahora porque esas políticas son distorsionantes.

“En algunos países ha funcionado, pero lo que la experiencia dice es que siempre se puede sacar la vuelta a estas normas”, manifestó.

Fuente: Andina

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion