10 mitos que desequilibran las finanzas

finanzas

Las creencias sin sustento pueden alterar la estabilidad de la economía. Por ello no se debe dejar que los mitos se apoderen de las finanzas personales.

Asi que mostramos los 10 mitos que desequilibran el bienestar económico :

1. “Puedo llevar un control mental de mis finanzas”

Si no se puede recordar cuánto se gastó ayer, es más complicado de lo que uno supone controlar de forma mental las finanzas durante una quincena o mes.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Por ello hay que anotar el presupuesto y registrar los gastos cotidianos. Después compararlos con los ingresos para que se sepa el estado de las finanzas actuales.

2. “No me alcanza para ahorrar”

Otra creencia errónea o mitos es que no se gana lo suficiente para empezar a guardar una parte de la quincena y, por tanto, no se hace. El ahorro es en proporción a las posibilidades. Lo importante es construir un hábito. Para ello se necesita organización y disciplina. No se trata de guardar lo que a uno le sobre, sino de una cantidad fija.

3. “El mejor lugar para tener el dinero es mi casa”

Si se guarda el dinero bajo el colchón puede salir muy caro. En casa corres el riesgo de perderlo o que sea robado, incluso que se malgaste al tenerlo cerca.

4. “Si compro a meses sin intereses, nunca pagaré un peso de interés”

Los contratos de tarjetas de crédito prevén los incumplimientos en pagos fijos o meses sin intereses, el banco puede cancelar el beneficio y cargar a la cuenta revolvente el saldo pendiente total, aplicando la tasa de interés correspondiente. Por lo general se envía sólo la mensualidad con incumplimiento a la cuenta revolvente. Lo cierto es que la suspensión de pagos generará intereses.

5. “Siempre es más barato comprar casa que rentar”

Si no se cuenta con el ahorro suficiente para dar un enganche de por lo menos 35%, contratar un crédito hipotecario no es alternativa, pues la mayor parte de la mensualidad se irá al pago de intereses. En estos casos la opción es seguir ahorrando. Antes de adquirir un préstamo, se debe verificar la capacidad de pago. Por ello la importancia de saber ahorrar.

6. “Los seguros son innecesarios”

Todos los días uno se expone a riesgos. No basta con tomar precauciones, pues los accidentes, como desastres naturales o enfermedades, no dependen de uno.

7. “Si dejo de cotizar o fallezco, mi dinero se lo queda la Afore”

Los recursos de la cuenta son de propiedad de uno, y aunque se deje de cotizar por largos periodos siguen generando rendimientos. Cuando se llegue a la edad del retiro entregarán los recursos por medio de una pensión o en una sola exhibición. Si se fallece, ese dinero pasa a los beneficiarios.

8. “Sólo los expertos pueden invertir”

Aunque las decisiones de inversión no se toman con facilidad, tampoco es una actividad de un especialista financiero. Lo que se debe tener claro es que el dinero se pone a trabajar en busca de una ganancia a futuro. Existen riegos que responden a una mayor rentabilidad y el tipo de instrumento que uses. Por ello nunca invertir en algo que no se entiende y siempre buscar asesoría de un profesional.

9. “Para invertir tengo que ser rico”

Falso. Existe diversos instrumentos de inversión con instrumentos seguro, con garantía del gobierno, que si bien es de rendimiento bajo, es recomendable para inversionistas conservadores que apenas se familiarizan con el tema.

10. “El retiro laboral no me preocupa; soy muy joven y falta mucho para eso”

El único responsable por la posteridad es uno mismo, y por ello es necesario que se comience a ahorrar para el retiro.

Vía: Forbes
Imagen: yucatan

comments

Autor entrada:

Deja un comentario