¿Cómo manejas el dinero? Estas son tus características…

cuadrante-del-dinero

Nos diferenciamos por nuestro estilo de vestir, gustos musicales, preparación académica, entorno social, etc., nadie es un clon de otro. Y así como nuestra apariencia externa puede identificarnos ante el resto, también nuestra capacidad para generar dinero puede servirnos como un vehículo de diferenciación. Es lo que Robert Kiyosaki define en su ya popular cuadrante del flujo del dinero. Cada uno de los cuadrantes engloba a personas muy diferentes entre sí, pero, que a la vez comparten ciertas similitudes con respecto a lo que piensan o hacen con el dinero. ¿Cuáles son?

  1. EL EMPLEADO

En el primer cuadrante se encuentra el empleado. El empleado no posee ni un empleo ni un sistema de trabajo. Por lo general, no posee el dinero ni la educación financiera necesaria para crear un modelo de negocio. ¿Qué más identifica al grupo más homogéneo del mundo?

  • Su prioridad no es el dinero. De hecho, no buscarían trabajo si realmente quisieran ganar mucho dinero (ellos saben que parte de lo que producen se va a manos del dueño). Lo que ellos buscan es la segurida Buscan sentirse amparados y protegidos por alguien, en este caso, por el dueño de una organización.
  • El miedo y la incertidumbre son dos marcas de fábrica de los empleados. Les asusta la posibilidad de verse un día sin dinero. Cada vez que anuncian una posible reducción de personal, no logran conciliar el sueño durante días y se sienten al borde del abismo.
  • A mayores beneficios obtenidos, más feliz se siente el empleado. Observan el beneficio como una gracia otorgada por el dueño, y no como fruto de su esfuerzo.
  1. EL AUTOEMPLEADO

Por otra parte, existen muchos empleados que dan el salto para convertirse en autoempleados. En este cuadrante, las personas ya son dueñas de algo. Si bien no poseen dinero, sí cuentan con un empleo propio.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  • Su prioridad tampoco es el dinero. Ellos buscan la independencia, sobre todo. Si sienten que algo interfiere con su independencia, son capaces de abandonar el trabajo por más dinero que le ofrezcan
  • El sistema de trabajo se basa en su propia competencia. En conclusión, no hay generación de dinero, si el autoempleado no está presente.
  • Por lo general, tienen un ego colosal que los hace recelosos con sus colaboradores (si los tienen). Creen que nadie puede hacer el trabajo como ellos. No crean un sistema.
  1. EL DUEÑO

Aunque suele confundirse a los dueños con los autoempleados, representan en realidad, dos versiones contrapuestas en torno al manejo del dinero. ¿Cómo así?

  • A diferencia del autoempleado, el dueño no se siente el más capacitado para hacer el trabajo. Tampoco es que le interese. Para eso contrata a gente que sí saber hacer ese trabajo específico.
  • Tiene como prioridades el dinero y el tiempo. Saben que dedicarse a una sola labor les puede quitar tiempo precioso para maquinar nuevos negocios.
  • Su talento no consiste en crear un producto o servicio novedoso. Lo que ellos saben hacer es crear sistemas de negocios y poseen una habilidad especial para liderar grupos de personas.
  1. EL INVERSIONISTA

Este cuadrante es la fase final de todo aquel que ha venido administrando dinero. Es generar dinero sin tener que trabajar.

  • Son personas que se plantean ser ricas, y por tanto, saben que su tiempo es insuficiente para generar el dinero que ellos pretenden acumular. Entonces, recurren al tiempo y a los sistemas de trabajo de otros.
  • Sus prioridades son el tiempo y la libertad. Ya no existen horarios de trabajo esclavizantes, ni largas reuniones de coordinación con los colaboradores. Ellos sólo operan invirtiendo en acciones o negocios, que están seguros que les generarán rentabilidad.

¿Compartes las características de alguno de estos 4 grupos? ¿Cuál es tu percepción acerca del dinero?

Vía: “El cuadrante del flujo del dinero” por Robert Kiyosaki

Artículos Relacionados

comments