Consejos para empezar a ahorrar

ahorrar

Excusas como “no gano lo suficiente” o “empiezo el año que viene” son típicas de las personas que no se deciden a ahorrar, pero si supieran conscientemente de los beneficios de este hábito a su economía personal ¿dirían lo mismo? El ahorro es de gran utilidad para evitar posibles déficits de dinero en el futuro y las temidas deudas, contar con un fondo de emergencia evita posibles necesidades de flujo extra y ayuda a gestionar mejor la economía familiar.

  • Evita los gastos hormiga

Parecen nada nocivos para la economía, se trata de aquellos gastos pequeños que te das todos los días y que crees que son una necesidad: el café diario, el periódico, la comida de la cafetería o esos pequeños chocolates de la tienda, cada uno de estos productos se convierten en una carga de dinero que bien podrían ir al fondo de ahorros. Los gastos hormiga pueden ser sustituidos o bien regulados si lo decides, evita estos gastos si el fin es ahorrar.

  • No ser influenciado por los demás

La meta de ahorrar requiere de compromiso, es preciso que no te dejes ser influenciado por otras personas: amigos, colegas, familiares, todos aquellos que tienden a derrochar mucho y que pueden perturbarte para que también lo hagas. Este tipo de situaciones puede tirar por la borda el presupuesto establecido o hacerte caer en deudas innecesarias con la tarjeta de crédito.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  • Elaborar un presupuesto real

Cuando se elabora el presupuesto hay que ser lo más específico posible, tanto para los gastos prioritarios como para los secundarios. La elaboración de este documento te permite identificar los gastos reales y los que puedes regular o eliminar de ser necesario.

  • Trata de reducir gastos

Con el fin de ahorrar analiza los gastos que puedes regular o eliminar, existen ciertas acciones como el comer en la cafetería, acudir a un club o comprar productos exclusivos que puedes sustituir. Pregúntate siempre si es una prioridad o un problema para tus ingresos, podrías empezar a llevar la comida al trabajo, llevar tus propias bebidas saludables o ir en bicicleta, no solo fomentan al ahorro, también a la mejora de la salud.

  • Lleva solo el dinero suficiente

Si sabes que puedes verte tentado a comprar de más trata de llevar siempre lo necesario, ya sea cuando acudas a un supermercado o a un centro comercial, así por más que quieras evitarás posibles gastos innecesarios. De igual forma con la tarjeta de crédito, sobre todo si te caracterizas por ser un comprador impulsivo.

  • Buscar ofertas y promociones

Para ahorrar una cantidad apreciable puedes empezar a cambiar tus hábitos de compra, tienes la opción de visitar las tiendas y comparar precios, acudir a los centros outlet y buscar por internet los precios más accesibles. De pronto te darás cuenta de que puedes obtener los mismos productos solo que a precios más asequibles, si te das un tiempo para buscar lograrás resultados sorprendentes.

  • Evitar comprar a plazos con la tarjeta de crédito

A menos de que sea realmente necesario trata por todos los medios de no comprar a plazos con la tarjeta, más si se trata de productos de lujo, ya que innecesariamente terminarás aceptando una deuda que no te dejará tranquilo por los próximos meses. Por lo general las compras a plazos tienen políticas que aumentan el monto si este no es pagado en la fecha establecida, si te atrasas unos cuantos días terminarás pagando más de lo señalado.

Si la finalidad es ahorrar hacer mal uso de la tarjeta puede atrasar este proyecto.

  • Buscar préstanos alternativos

En caso de ser necesario un préstamo busca alternativas con los familiares y amigos, en muchos casos ellos te darán facilidades de pago y no te cobrarán intereses. Un punto a favor para solventar este préstamo con tus ingresos y a la vez una ayuda para seguir con la iniciativa de ahorrar.

Vía:ahorrando

foto:consultorialosaltos

comments

Autor entrada: tania24

Deja un comentario