Cuida tu dinero y esquiva la usura

la-usura

Nos endeudamos una y otra vez y ni siquiera nos fijamos en cuánto está el interés anual. La usura ahora se manifiesta a través de tarjetas de crédito. Ya en los tiempos antiguos, exactamente en la Roma de los grandes emperadores, la usura era considerada todo un problema. Tanto así, que el Senado romano dictó una serie de normas para frenar la usura, entre ellas, la de establecer un máximo permisible de interés del 12%. Hoy en día, ese 12% resulta risible en comparación a las nuevas tasas de interés que han surgido.

LA USURA DETRÁS DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Son una de las formas más palpables de usura en la actualidad. Muchas deudas de consumo poseen tasas de interés superiores al 20%, y eso sin contar si uno se atrasa en alguna de las cuotas. Por ello, el único consejo que se puede dar es evitar hacer compras con tarjetas de crédito que fácilmente se podrían realizar con efectivo. Y si no contamos con efectivo, hay que priorizar el pago de esa deuda de consumo de inmediato.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


LA USURA DETRÁS DE LOS PRESTAMISTAS

Quienes no recurren a las instituciones financieras, suelen caer en un mal mucho peor: la de los prestamistas. Ellos no suelen cobrar intereses anualizados, sino más bien, recurren a una forma muy particular de ver las finanzas: los intereses pueden correr, incluso, desde el primer día. Así, uno puede amortizar el pago de una deuda en un solo mes, pero igual está pagando el 20% del monto (como si hubiera sido amortizada en un año completo, ¡increíble!).

LA USURA DETRÁS DE LOS CRÉDITOS VEHICULARES

Un vehículo es más un pasivo que un activo. Esto porque desde el primer momento que presionas el acelerador, el vehículo comienza a depreciarse. Y como todo pasivo, es fundamental que lo sepas ahora, debe ser solventado con dinero contante y sonante, y no con crédito. Evalúa si realmente es necesario que cuentes con un auto. Si sumas los gastos por multas, revisiones vehiculares, repuestos, parqueo, peajes y otros, tal vez, te percates que es más caro que usar el transporte convencional.

LA USURA DETRÁS DEL CRÉDITO HIPOTECARIO

Pero, no todas las formas de usura son totalmente negativas. Hay costos que difícilmente podríamos pagar. Ese es el caso de los inmuebles. Por lo general, recurrimos a créditos. Pero, lo bueno del caso es que al tratarse de un activo, los créditos hipotecarios pueden resultar más fáciles de pagar de lo que uno se imagina. Eso sí, antes hay que revisar nuestras finanzas. Nunca excederse en el pago de hipotecas por encima del 30% de nuestro ingreso neto anual.

Y tú, ¿piensas que la usura es buena o mala? ¿Por qué?

Vía: elinversorprudente.blogspot.com.es

Artículos Relacionados

comments