El problema que genera la morosidad en las empresas

morosidad de las empresas

La morosidad es uno de los principales problemas a los que se enfrentan las empresas. Los impagos hacen que en ocasiones el empresario tenga que buscar alternativas para no verse abocado al cierre del negocio.

Esto contribuye al retraso en los pagos, la producción, entre otros aspectos.  Es por ello que la falta de liquidez ha llevado a provocar angustias en las Pymes, ya que peligran en cuanto a su tesorería que, si no logran poderse al día, puede venirse abajo por el grado de liquidez  en que se encuentren en ese momento.

En algunos países de Europa, a partir del año 2010, se publicó una Ley de Morosidad que viene a actualizar las necesidades de pagos que posee una Pyme, por ejemplo.

Lee también: La información deficiente es la causa de morosidad

La Ley de Morosidad y sus objetivos

Antes que nada tenemos que definir el concepto de morosidad, para saber a qué nos estamos enfrentando. Entiéndase que morosidad al incumplimiento del pago en la fecha estipulada o establecida según la ley.

Así que el objetivo de esta Ley de Morosidad consiste en retrasos y prórrogas en la liquidación de aquellas facturas vencidas, en acortar plazos en impagos, entre otros.

Y entre las  modificaciones que se le han hecho a esta Ley de Morosidad tenemos:

Los límites de pagos entre las empresas

  • Se establece que el plazo máximo en el que se le debe de pagar a un proveedor es de 60 días
  • Se suprime la negociación entre el pago para ambas partes, con el fin de no ampliar los plazos de pagos.

Los pagos que se realizan al Sector Público

  • En cuanto a la Administración de locales, se establece un registro nuevo de facturas
  • Se deben establecer los informes de transparencia en cuanto a la Administración correspondiente a todos los niveles de la misma.
  • Se reduce el pago a un máximo de 30 días.

Vía: ficomsa.com
Foto: okdiario.com

Artículos Relacionados