Los indicadores financieros: Medir el pulso de su negocio

Los indicadores financieros: Medir el pulso de su negocio

Por lo general, para saber cuánto ganamos y cuánto perdemos al formar un negocio debemos tener en claro un conjunto de conceptos y cifras que miden el pulso de nuestra actividad: los indicadores financieros.

Hoy en día manejar una empresa sin indicadores es como pilotear una aeronave con los ojos cerrados y sin instrumentos de navegación, afirma el vicepresidente del comité de la Pequeña Empresa de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Jorge Ochoa. Además afirmó que existen varios índices a considerar, siendo estos cinco los más útiles y sencillos para la toma de decisiones.

1. Capital de trabajo: Toda empresa financieramente sana debe tener un adecuado Capital de Trabajo que es el excedente de los activos (ingresos por ventas, deudas por cobrar) de corto plazo sobre los pasivos (deudas por pagar) de corto plazo. En otras palabras, este indicador mide la capacidad de la empresa para funcionar normalmente en el corto plazo.

2. Flujo de caja de libre disponibilidad: A los propietarios de las empresas les interesa saber cuál es el saldo que disponen para poder cobrar sus dividendos (utilidades) y cubrir el servicio de la deuda de la empresa (intereses más monto principal de la deuda). Todo ello, después de descontar las inversiones realizadas en activos fijos (maquinaria, inmuebles). También es necesario saber con qué recursos se cuentan para cubrir las necesidades operativas de fondos (gastos del día a día)… Si no hay dinero suficiente, la empresa corre el peligro de desaparecer.

3. EBITDA: Es la utilidad operacional (EBIT) más los gastos por depreciación (valor descontado por uso de maquinaria e inmuebles) y los gastos por amortizaciones y provisiones. También puede definirse como la resta de los ingresos brutos menos costos operacionales (gastos de administración y ventas). El EBITDA es el flujo neto de efectivo antes de descontar el uso de la deuda (Gastos financieros) y los impuestos. Este indicador mide de una manera más certera el porcentaje de los ingresos que realmente llegan a convertirse en utilidad.

4. Punto de equilibrio: En este punto los ingresos operacionales son iguales a los costos operacionales. En otras palabras, es el punto muerto donde no hay ni utilidad ni pérdida operacional. Representa el punto de partida presupuestado que debe ser calculado de la mejor manera. Cualquier resultado sobre el punto de equilibrio implica un beneficio para la empresa.

5. Nivel de endeudamiento: Se dice que es mejor trabajar con dinero ajeno. Sin embargo, no basta medir el grado de endeudamiento. Es necesario monitorear que la empresa no esté sobre endeudada.

Fuente: Mass.pe

{fcomment}

Deja un comentario