Malas prácticas de precios que existen hasta hoy

descuento-engañoso

Estar prevenido siempre es importante. Más aún cuando tus competidores guardan poco respeto a la ética empresarial. El conflicto más común suele ser el relativo al precio. Incluso, como clientes nos vemos perjudicados por las malas prácticas impuestas sobre los precios por parte de algunas empresas. Créanos, estas prácticas negativas son más comunes de lo que podría imaginar. Ya sea que seas un cliente o un emprendedor preocupado por lo que haga la competencia, este artículo te servirá para siempre mantenerte alerta.

COLUSIÓN EN LA FIJACIÓN DE PRECIOS

Aunque es una práctica castigada por la normativa peruana, eso no significa que no esté extendida entre muchas empresas. Éstas no pueden ni deben ponerse en contacto con empresas del mismo rubro para concertar precios. Lamentablemente, cuando se crean estas colusiones ilegales, los mayores perjudicados terminan siendo los clientes, puesto que terminan pagando más por un bien o servicio que realmente no lo vale.

FIJACIÓN DE PRECIOS DEPREDORA

Hay malos empresarios, sobre todo de las grandes compañías, que bajan el precio de su producto por los suelos, con el único fin de eliminar a medianos y pequeños competidores. Es también una política perniciosa, pues no tiene como fin beneficiar al cliente, sino únicamente aniquilar a las empresas que no pueden darse el lujo de subsistir manteniendo precios irrisorios. Ojo, no hay que confundir esta conducta con la política de precios rebajados, pues en este último caso, se realiza para acabar con un stock determinado.

MANTENIMIENTO DE PRECIOS AL DETALLE

Hay empresas que no venden sus productos directamente al cliente final, sino que tienen que ofertar sus bienes producidos a empresas que sirven de intermediarios entre ellos y los clientes. Algunos de los ejemplos más comunes lo constituyen los supermercados (que venden diferentes marcas de consumo masivo), los retails (ofertan diferentes tipos de marcas de ropa y electrodomésticos), etc.

¿Cómo se produce una mala práctica en este caso? Cuando la empresa productora del bien obliga a la empresa intermediaria a establecer un precio de venta. La primera empresa sólo debe sugerir el precio de venta final, mas no obligar a implantar un precio. Si bien no es una práctica penada en el Perú, sí recibe sanciones drásticas en países como los Estados Unidos.

DISCRIMINACIÓN DE PRECIOS

Es otra estrategia de precios con consecuencias muy negativas. Esta se produce cuando empresa decide vender a un precio X a un cliente, mientras que a otros lo vende a un precio X+1. No se debe vender nunca a precios distintos, salvo que se establezca que los precios por unidad deban ser mayores que el precio establecido por venta al por mayor.

FIJACIÓN DE PRECIOS ENGAÑOSA

Cuando se infla el precio, para luego realizar “ofertas” bajando el precio al precio de venta original del producto, se incurre en la denominada fijación de precios engañosa. Lamentablemente, muchos clientes suelen ser enganchados con estas ofertas mentirosas. Lo único que genera, a la larga, esta política engañosa es generar desconfianza en los clientes.

FRAUDE POR LECTOR AUTOMÁTICO DE PRECIOS

Mucho cuidado cuando vaya a un supermercado. Revise siempre su recibo. Puede ocurrir que el precio que vio en el estante no sea el mismo que pague en el cajero del supermercado. Desafortunadamente, son pocos los clientes que se dan el tiempo necesario para chequear su recibo. Podría ahorrarse realmente muchos soles si es que se toma unos segundos para hacerlo.

CONFUSIÓN DE PRECIOS

Una práctica extendida en muchos negocios, incluso en algunas tiendas de comida rápida. Uno ve un precio en el mostrador, sin embargo, cuando le entregan la boleta uno encuentra un precio distinto: además del precio del mostrador se le suma el concepto del IGV. ¡Qué tremendo engaño! Se entiende que una buena práctica es poner el precio de venta final en los mostradores, y no el parcial.

Algo similar ocurre en algunos restaurantes, cuando sorpresivamente el importe pagado resulta mayor debido a que se incluye un extra por “servicio”. Fenómenos similares se encuentran en los precios engañosos de algunos departamentos o vehículos nuevos, que cuando uno realiza la suma de las cuotas totales resulta una cifra muy superior al precio que nos “venden” inicialmente.

¿Qué otras malas prácticas conoces?

Vía: “Fundamentos de marketing por Gary Armstrong y Philip Kotler

Foto: que.es

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion