6 puntos claves al adquirir un préstamo económico

Puntos claves al adquirir un préstamo económicoLos préstamos personales son, por lo general, el segundo producto de crédito de consumo favorito, posiblemente porque dan la facilidad de tener efectivo en mano.

Veamos a continuación algunos consejos que deberíamos tomar al momento de decidirnos por adquirir algún préstamo o crédito para nuestro negocio.

– Asegurarnos de que realmente necesitamos un préstamo: Asegurarnos de que realmente vamos a necesitar dinero extra para nuestro negocio, y que la única forma de conseguirlo es a través de un financiamiento externo. Podríamos necesitar dinero para aumentar nuestro capital de trabajo, para adquirir nueva maquinar, para abrir nuevo locales, para poder cancelar otras deudas, etc.

– Asegurarnos de que seremos capaces de pagar la deuda: Asegurarnos de que estamos en condiciones de pagar la deuda contraída. Para ello debemos elaborar nuestras proyecciones de ingresos y egresos, y evaluar si las utilidades obtenidas una vez utilizado el préstamo, nos permitirán pagar las cuotas necesarias para cancelar la deuda.

– Evaluar y comparar las diferentes ofertas financieras: Antes de decidirnos por una determinada opción financiera, debemos evaluar y comparar bien todas las ofertas financieras que existan en el mercado. Debemos analizar todas las entidades financieras que podrían otorgarnos el crédito, así como los productos que éstas ofrezcan, teniendo en cuenta el costo del préstamo, los plazos, la reputación de la entidad financiera, su atención al cliente, etc.

– Tener en cuenta el costo total del financiamiento: Al evaluar y comparar los diferentes productos financieros que existan, debemos tener en cuenta el costo total del financiamiento, más no la tasa de interés. El costo total financiero incluye la tasa de interés, más otros costos adiciones que se suelen incluir en el préstamo tales como los gastos de otorgamiento o de mantenimiento. Por lo que antes que tomar en cuenta la tasa de interés, lo que en realidad debemos considerar es el costo financiero total, que es la real tasa de interés a pagar.

– Leer bien la letra chica: Al adquirir un préstamo, antes de firmar el contrato, debemos tomarnos nuestro tiempo y leerlo bien, prestando especial atención a la letra chica. Debemos leer si existen condiciones o costos adicionales de los cuales no teníamos conocimiento, y no debemos dudar en hacer todas las preguntas o consultas necesarias, en caso de tener alguna duda o inquietud.

– Negociar mejores condiciones: Siempre debemos considerar la posibilidad de negociar el crédito, procurando obtener una menor tasa de interés, menores comisiones o, en general, conseguir mejores condiciones.

Fuente: Crecenegocios.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion