Bancos o entidades financieras: Puntos claves antes de pedir un préstamo

Bancos o entidades financieras: Puntos claves antes de pedir un préstamoCuando el número de clientes empieza a aumentar en nuestro negocio y de pronto nos damos cuenta de que no contamos con el capital suficiente como para poder aumentarla, básicamente tenemos dos opciones: o dejamos de aceptar más pedidos o buscamos un préstamo.

Para conseguir un préstamo lo primero que podemos hacer es acudir a familiares o amigos, los cuales podrían otorgárnoslo si son conscientes de nuestra capacidad y responsabilidad. Sin embargo, si nuestros familiares o amigos no nos pueden prestar el dinero que necesitamos para nuestro negocio, o simplemente no queremos incomodarnos, debemos acudir a un banco o entidad financiera.

– Los requisitos que nos piden: Además de estar constituidos legalmente, para otorgarnos un préstamo podrían pedirnos contar con determinada experiencia en el mercado (por lo general, nos pedirán como mínimo seis meses a un año de experiencia), garantías, etc.

– El costo del préstamo: Antes que tomar en cuenta la tasa de interés, debemos tomar en cuenta el costo total del préstamo, el cual además de la tasa de interés incluye otros costos adicionales tales como comisiones por mantenimiento. Obviamente, mientras menor sea costo del préstamo mejor.

– El plazo del préstamo: El periodo de tiempo que nos da el banco o entidad financiera para devolver el préstamo y pagar los intereses. Por lo general, mientras mayor sea plazo mejor, pues las cuotas a pagar serán menores; aunque mientras menor sea el plazo, menor será la tasa de interés.

– Las cuotas a pagar: Los montos que debemos pagar periódicamente para ir devolviendo el préstamo e ir pagando los intereses. Además del monto del préstamo, el costo y el plazo, las cuotas estarán determinadas por el método de amortización que utilice la institución financiera.

– La posibilidad de cancelar la deuda con anticipación: Algo que también podemos tomar en cuenta es si nos dan la posibilidad de poder realizar pagos adicionales con el fin de reducir la deuda, o de poder cancelarla con anticipación al plazo acordado y así poder reducir el pago de intereses.

– La institución financiera en así: También debemos tomar en cuenta a la institución financiera en sí, por ejemplo, su reputación, su experiencia en el mercado, su atención al cliente, su capacidad para atener nuestras consultas, su rapidez para evaluarnos y otorgarnos el préstamo, etc.

Fuente: Crecenegocios

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion