Cómo hacer para blindar tu economía

En estos tiempos, cuando la crisis económica te quita el sueño, es el momento de actuar y blindar tu economía.

Como dice el dicho, “Más vale prevenir que lamentar”, y es que el aumento del costo de vida o el desempleo son motivo de preocupación, manejar el dinero de manera responsable se vuelve imperativo. Así no sólo estarás mejor preparado, sino que la crisis te servirá para ordenar tus finanzas, ahorrar o hasta iniciar un negocio.

Cuida tu trabajo. Suena obvio, pero no está de más recordar que la mejor estrategia ante un escenario de crisis es tener una entrada fija de dinero, que te permita cumplir con tus compromisos y planificar a corto, mediano y largo plazo. Más allá que en tu empresa estén pensando o no en recortes de personal, tienes que trabajar más para convertirte en el “empleado del año”.

Elimina deudas. Endeudarse significa comprometer ingresos futuros y, posiblemente, no sea el momento para cambiar el modelo de tu auto si eso significa un crédito a cinco años. En este momento es clave que fortalezcas tu situación financiera, para protegerla de las alzas en las tasas de interés.

Elabora un presupuesto. En cuestión de finanzas personales, la planificación es clave. Sobre todo si eres de los que siempre terminan la quincena en rojo debido al llamado “gasto hormiga”, esos gastos pequeños que generalmente pasan desapercibidos pero causan grandes pérdidas de dinero.

Recorta gastos. Son tiempos de ajustarse el cinturón y pocos podrán evadir esa realidad. Hay que volver a una cultura de austeridad, lo que no significa no gastar. Recuerda que no sólo estás trabajando para pagar los gastos actuales, sino también los de tu futuro.

Controla tus tarjetas de crédito. No te dejes seducir. Toma en cuenta que puede ayudarte a dos cosas: postergar pagos (ya que pueden financiarte sin costo hasta 45 días) y aprovechar oportunidades, como compras a seis meses sin intereses. La  manera más inteligente de usarlas es pagar el total de la deuda. Maneja, como máximo, dos tarjetas. Usa principalmente una, para pagar gastos fijos como el súper, domiciliar el pago de servicios y aprovechar los beneficios de programas de membresía. Conserva otro para salir de imprevistos, como la pérdida, robo o clonación de tu plástico principal.

Ahorra más. Ante un panorama de incertidumbre económica y laboral, es clave que fortalezcas tus finanzas ante cualquier imprevisto. A la hora de ahorrar, y para no desanimarte en el camino, lo importante es que te fijes metas. Una vez establecidas esas metas, y con base en tu presupuesto, debes diseñar un plan financiero.

Asegúrate. Un seguro es una inversión, no un gasto. “Nos ayuda a mantener cierto nivel de estabilidad ante una emergencia o situación catastrófica”, explica Sofía Belmar, Directora de Proyectos de Grupo Nacional Provincial (GNP). “Por eso, en una crisis económica debe ser lo último que pensemos en eliminar”. En principio, contrata un seguro de salud y otro para tu automóvil. Pero lo ideal es que también cuentes con un seguro de vida, sobre todo si eres el sostén de tu familia.

Sé más cauteloso en tus inversiones. A pesar de la desconfianza actual, trata que tus ahorros generen un rendimiento, aunque sea mínimo. Se cauteloso y elige instrumentos de inversión de bajo riesgo, como títulos de deuda o simplemente una cuenta de ahorro. Y trata de diversificarte, para minimizar riesgos. No obtendrás grandes ganancias, pero tampoco perderás dinero. 

Busca fuentes alternativas de ingresos. Toda crisis es una oportunidad. Y quizá haya llegado el momento para que te animes a desarrollar una actividad en tus ratos libres e incluso, en caso de una liquidación, inicies el negocio con el que tanto soñaste.

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion