Conoce algunas fórmulas para financiar tu proyecto empresarial

En este caso vamos a ver los recursos proporcionados por terceros. Esto abre un abanico de posibilidades que se debe conocer bien:

– Business angels’: Podrían definirse como personas con gran solvencia económica que colocan su dinero en empresas de nuevo cuño, y su contribución acostumbra a ser discreta. Normalmente, los nuevos emprendedores tienen mayores posibilidades de acceder al crédito a través de estos inversores particulares. Además, su vocación de permanencia es temporal, no suele ir más allá de cinco años –siete a lo sumo– y su presencia en el proyecto suele ser discreta.

– Capital riesgo: Es una actividad financiera desarrollada por entidades especializadas, que aportan capital (fondos propios) de forma temporal (entre tres y cinco años) y generalmente minoritaria, a empresas no financieras ni inmobiliarias y que no coticen en primeros mercados de valores. Tiene por objeto contribuir al desarrollo y expansión de la compañía (capitalizarla, profesionalizarla y asesorarla) para que su valor aumente.

– Entidades financieras: No hay que olvidar los canales tradicionales de financiación, como las entidades financieras, aunque éstas tienen una aversión natural al riesgo que, con la crisis financiera, se ha acentuado. Por eso, actualmente no suelen ser una buena opción para los emprendedores noveles.

Fuente: Expansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion