¿Cuándo y cómo deben los emprendedores conseguir financiamiento?

Toma nota aquí como se puede conseguir financiamiento para emprendedores si no se cuenta con mucho capital para consolidar la empresa.

Ya sea para un empresario con un negocio estable o un emprendedor que tiene una idea de negocio, siempre existe una duda sobre cuándo es el momento de buscar financiamiento para el negocio y cómo hacerlo.

Por eso que existen variadas opciones de financiamiento dependiendo de la etapa en que se encuentre el emprendimiento.

Así que echa un vistazo el tipo de financiamiento se adecua a las primeras etapas de lanzamiento, crecimiento o consolidación de una empresa

1. Fase de lanzamiento

En esta etapa generalmente se usan fondos propios, ya que el nivel de riesgo de la compañía es el más elevado que tendrá en su trayectoria. Entonces se toman aportes de capital o préstamos de familiares. Si es así, hay que definir bien las reglas del juego con los aportantes y socios, a cambio de participación en el negocio o de préstamos.

2. Fase de crecimiento

Después de realizar las primeras ventas, se puede tener una visión más clara de los ingresos que se tendrá en el emprendimiento.  Generalmente, se recurre a bancos o cajas municipales para solicitar los préstamos. Si la idea del negocio es innovadora pero no es estable, hay que acudir a inversionistas ángeles o participar en concursos de apoyo al emprendimiento. En cambio, si el negocio tiene ganancias, es estable y se requiere un préstamo superior a los S/30.000, se puede acudir a una fintech para que se ponga en contacto con los inversionistas.

Te puede interesar: Consejos para conseguir financiamiento para tu Startup

3. Fase de expansión

Si el negocio se halla en la etapa en que se conoce al público, se cuenta con pedidos recurrentes y se ha podido observar el crecimiento de la empresa, puede que se necesite un préstamo de entre S/30.000 y S/50.000. Para ello, la opción son los bancos, siempre que se cuente como mínimo con un año de historial crediticio. Si no se cumple con ese requisito, se puede optar por un préstamos directo con garantía hipotecaria, que podría beneficiar con mejores condiciones de pago. Otra opción es postularse a un concurso de aceleración que puede brindar asesoría con expertos.

4. Fase de consolidación

Si la empresa tiene más de dos años en el mercado y se encuentra estable financieramente, se podrá negociar las tasas de los préstamos con los bancos, caja municipal o fintech con la que se desee solicitar un préstamo. Se recomienda estudiar el financiamiento que se necesita para todo el año para no realizar préstamos de último momento que se traduzcan en tasas de interés más altas.

Vía: elcomercio.pe