El factoring ayuda a que las mype tengan liquidez

Muchas veces, las micro y pequeñas empresas (mype), han tenido problemas de liquidez que no les permitieron contar con el capital necesario para seguir creciendo.

 

Por ejemplo, una mype vende a crédito y emite una factura a 60 días. Es probable que esa empresa termine comprometiendo ese ingreso debido a que, para seguir financiando sus operaciones o porque su cliente dilata aún más el período de pago, no le queda otra opción que buscar una fuente alternativa de liquidez y, por lo general, suele endeudarse con el banco.

Sin embargo, en julio del año pasado, y con la finalidad de facilitar el acceso al financiamiento para las mype, el gobierno oficializó las operaciones de factoring en el país.

Pero, ¿en qué consiste el factoring? Se trata de una modalidad de financiamiento, mediante la cual la mype puede vender sus facturas a una entidad financiera, para que ella se encargue de cobrársela a su cliente y así pueda convertir esa factura en dinero, en menor tiempo.

Si una mype posee una factura que vence a más de 30 días, puede vendérsela a una entidad financiera (normalmente a un banco) para que ella se encargue de cobrársela a su proveedor. Eso sí, la entidad no le pagará el íntegro de la factura sino que le descontará una comisión o interés y, en algunos casos, otros gastos administrativos.

No obstante, pese a ello, con el factoring la mype podrá convertir sus ventas a crédito o a corto plazo, en ventas casi al contado y a un menor costo que si lo compara con un crédito tradicional.

Mediante esta operación, la entidad financiera que compre la factura asumirá el riesgo de insolvencia de la empresa, es decir, siempre existirá la posibilidad de que no le paguen y se encargará de cobrar las facturas a sus clientes que paguen después de 30 días.

Vía: El Peruano

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion