¿Es su emprendimiento económicamente viable?

capital-de-trabajo

La intuición le indica que tiene el dinero suficiente como para iniciar su emprendimiento. Tiene las ganas y el coraje para hacerlo, pero eso no basta. No se guíe por la intuición. Vea que tan viable resulta su proyecto. Las matemáticas pueden resultarle enojosas, sin embargo, es el único camino para mantener las cifras siempre en azul. Un mal manejo del presupuesto inicial para el emprendimiento puede conllevar un completo desastre al interior de su empresa. Por eso, pregúntese:

  • ¿Qué necesito para poner en marcha el emprendimiento?
  • ¿Puedo establecer un orden temporal para esas necesidades?
  • ¿Cómo cubriré los gastos operativos diarios?
  • ¿Los ingresos que genere al inicio serán suficientes para cubrir los costos?
  • ¿Cuál es mi principal fuente de financiamiento?

Si todavía no comprende a la perfección cuánto necesita para la inversión inicial de su negocio, debe tener en claro que esa inversión resulta de la suma de los activos tangibles, intangibles y del capital de trabajo. Pero, ¿qué son estos conceptos?

ACTIVOS TANGIBLES

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Son activos fijos indispensables para el desarrollo del negocio, tales como:

  • Inmuebles.
  • Construcciones.
  • Refacciones
  • Maquinarias.
  • Instalaciones eléctricas.
  • Mobiliario.
  • Computadoras y teléfonos.

ACTIVOS INTANGIBLES

Son bienes inherentes a la empresa, necesarios para su correcto funcionamiento. Tenemos:

  • Gastos de constitución, permisos y habilitaciones.
  • Investigación y desarrollo.
  • Marcas y patentes.
  • Contratos de servicios profesionales externos.
  • Capacitación al personal.

CUIDADO: Los activos tangibles e intangibles pueden ser adquiridos mediante préstamos, pues de alguna manera, se puede recuperar el capital. Se puede vender el inmueble de la empresa, las maquinarias, la patente del negocio, o brindar nuestro conocimiento adquirido a otras empresas. No ocurre así con el capital de trabajo.

CAPITAL DE TRABAJO

Es el dinero fresco que debemos tener para que el emprendimiento siga en marcha. Se obtiene gracias a las ventas, aunque decrece con nuestras compras. Por tanto, hay que hacer que los plazos de compra y venta del negocio sean similares. Ejemplo: si compró 100 metros de tela con un plazo de pago de 2 meses, tendré necesariamente que vender los polos en un plazo no mayor de 2 meses, para tener nuevamente capital para reinvertir.

¿Encuentras viable económicamente tu naciente emprendimiento?

Vía: “Claves para emprendedores”

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario