Financiamiento De Sociedades Anónimas: Opciones, Ventajas Y Desventajas

Una sociedad puede financiar un proyecto empresarial de dos formas: con recursos propios o con recursos de terceros. Analizaremos las características, ventajas y desventajas de cada uno.

Financiamiento con fondos propios:

Supone tomar los recursos que la empresa ha generado en el pasado y en lugar de distribuirlos entre los accionistas como dividendos, retenerlos dentro de la sociedad para financiar sus operaciones.

Existen ciertas limitaciones para determinar la política de dividendos. Una de ellas es la ley del dividendo mínimo obligatorio la cual intenta proteger a los accionistas minoritarios, la misma establece que la sociedad está obligada a repartir como mínimo el 20% de las utilidades netas de cada ejercicio, a no ser que el 75% del capital social decida lo contrario. Otra se encuentra en la limitación sobre la creación de reservas cuando se utiliza para evitar la distribución de dividendos

Financiamiento con recursos de terceros:

Los terceros pueden entregarle fondos a la empresa de dos formas fundamentales. Una es como “capital de riesgo” o aportes de capital, esto es mediante la emisión de acciones. La segunda es como forma de crédito que incluye préstamos de los accionistas, prestamos de personas privadas, préstamos bancarios, leasing, colocación de debentures.

También se podría dividir los distintos mecanismos, en crédito directo (accionistas u otras personas privadas), crédito de intermediarios financieros (crédito bancario) y acceso directo al mercado de capitales (emisión de valores)

Aportes de capital:

El capital social de una empresa va a estar dado por los aportes de capital realizados por los socios. A cambio de estos aportes la sociedad emite títulos representativos de parte de su capital a los cuales se le llaman acciones. Entonces, el capital social es una cifra que corresponde al valor nominal de la totalidad de las acciones emitidas por la sociedad.

El capital social se divide en capital integrado, capital suscripto y capital autorizado.

El capital integrado representa los aportes comprometidos y efectivamente realizados por accionistas. El valor nominal de las acciones emitidas por la sociedad, por lo tanto, se corresponde con la cifra del capital integrado.

El capital suscripto representa los aportes comprometidos en forma firme (bajo un “contrato de suscripción”) pero aún no materializados por los accionistas.

El capital autorizado representa el máximo de acciones que la sociedad esta “autorizada” por ley a emitir sin necesidad de reformar sus estatutos. Si los accionistas ya integraron o suscribieron acciones representativas de todo el capital autorizado, la sociedad que requiere nuevos aportes debe reformar sus estatutos (de manera que se le autorice a emitir un capital mayor.)

En el momento de la creación de una sociedad anónima, la ley exige que los accionistas suscriban e integren un capital mínimo de su capital autorizado. La integración mínima es un 25% del capital autorizado, y en su caso, deben suscribir lo que reste para llegar al 50%.

Fuente: Articulo.tv

Deja un comentario