Financiamiento: El Factoring de cuentas por cobrar

El Factoring de cuentas por cobrar

El factoring implica la venta directa de cuentas por cobrar a un factor u otra institución financiera. Aunque el factor es la principal institución de factoring, algunos bancos comerciales y compañías financieras comerciales también factorizan cuentas por cobrar.

El factoring de cuentas por cobrar realmente no implica un préstamo a corto plazo, pero es similar al préstamo de cuentas por cobrar como garantía.

El Factor

Es una institución financiera que compra cuentas por cobrar a las empresas. Generalmente el factor acepta todos los riesgos de crédito relacionados con las cuentas que compra.

Un factor consigue sus fondos de operación por medio de la venta del capital por deuda y aportaciones de capital.

El arreglo de factoring

Un arreglo de factoring se extiende estableciendo las condiciones exactas, cargos y procedimientos de la factorización. Normalmente las empresas que efectúan este tipo de arreglos lo hacen continuamente, vendiendo todas sus cuentas por cobrar a su factor. El acuerdo de factoring cobija los procesos de:

Selección.

Notificación.

Falta de recurso.

Reservas del factor.

Fechas de pago.

Adelantos y excedentes.

Selección: Un factor selecciona las cuentas que este dispuesto a comprar, optando únicamente aquellas cuentas que crea que son riesgos de crédito aceptable.

Notificación: El factoring se hace normalmente se hace con base en una notificación, esto por que los pagos se le hacen directamente al factor. Los clientes cuyas cuentas hayan sido factorizadas; simplemente pueden no recibir notificación directa de que sus cuentas hayan sido factorizadas, puede ser que se les pida que giren los cheques a favor del factor.

El grado de reserva con respecto a este arreglo, depende en parte de la empresa frente a las expectativas que tenga de como tomarán sus clientes el hecho que sus cuentas hayan sido factorizadas. El grado de reserva necesario se incorpora en el arreglo de factoraje.

Falta de recurso: Esto significa que el factor conviene en aceptar todos los riesgos de crédito; si las cuentas que haya comprado resultan ser incobrables el factor debe asumir las perdidas.

Reservas del factor: Después que un factor selecciona las cuentas que se vayan a incluir en un arreglo de factorización, se separa cierto porcentaje de las cuentas totales para cubrir cualquier devolución o descuento sobre la mercancía vendida. El factor normalmente mantiene una reserva del 5% al 10% sobre el monto factorizado para protegerse contra esas situaciones.

Fechas de pago: Un arreglo de factoring se extiende entre el factor y la empresa. El arreglo no solamente establece las cuentas que se vayan a factorizar o el criterio para factorización continua, sino que también indica las fechas de pago de las cuentas dentro del factoring. Normalmente al factor no se le exige que pague a la empresa hasta que la cuenta se haya cobrado o hasta que llegue el último día del período de crédito.

Adelantos y excedentes: El factor establece una cuenta similar a una cuenta de depósito bancaria para cada uno de sus clientes. A medida que se recibe el pago o que llega la fecha de vencimiento, deposita el dinero en la cuenta de la empresa. Sí la empresa deja el dinero en la cuenta, existe un excedente sobre cual el factor debe pagar intereses.

En muchos casos, la empresa puede necesitar más efectivo del que hay disponible en su cuenta, para suministrar a la empresa fondos inmediatos el factor puede hacer adelantos, contra cuentas por cobrar y representan un saldo negativo en la cuenta de la empresa.

Costos de factoring

Los costos de factoring incluyen los rubros de comisiones, intereses sobre adelantos y los intereses sobre los excedentes.

Comisiones: Estos son los pagos que se hacen al factor por los costos administrativos de verificación y cobro de créditos, así como también por el riesgo que asume cuando compra cuentas sin recurso. Normalmente las comisiones de factoring se establecen en un porcentaje del 1% al 3% sobre el valor nominal de las cuentas por cobrar factorizadas.

Intereses sobre anticipos: El cargo de interés que se impone a los adelantos es generalmente del 2% al 4% sobre la tasa prime. Se impone a la suma real que se adelanta, se paga anticipadamente elevando así el costo efectivo del préstamo.

Intereses sobre excedentes: El interés que se paga sobre excedentes o saldos positivos de cuentas que quedan en un factor es generalmente de 0.5% mensual. Este se estipula en el arreglo de factoring.

Ventajas del factoring

  • La capacidad que da a la empresa para convertir de inmediato las cuentas por cobrar en efectivo.
  • No tienen que ocuparse del cobro de las cuentas.
  • Cuando la empresa recibe un adelanto no tiene que hacer ningún pago.
  • Una vez que el factor cobra la cuenta o vence su obligación de pago, simplemente retiene el dinero.
  • Asegura un patrón de conocido de flujos de caja.
  • Simplifica la planeación del flujo de caja de la empresa.
  • Sí es continuo, dentro de la empresa, un arreglo de factoring, se pueden eliminar el departamento de créditos, el de cobros y algunos gastos administrativos.

 

Cada arreglo de factoring entre la empresa y el factor es único, ya que las condiciones son puestas entre las dos partes y dependen de los arreglos que consideren más benéficos para cada uno.

Fuente: Gestiopolis.com

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion