Identifica los puntos clave para saber si estas preparado para un financiamiento (Parte 2)

El experto resalta que “es importante revisar información como el balance general, el flujo de efectivo y las razones financieras, pero en el contexto del modelo de negocio”.

El resultado de esta evaluación te permitirá identificar los cuellos de botella de tu empresa, qué tan eficiente eres, dónde se encuentran las fugas y cómo estás aprovechando tus recursos. También podrás diseñar estrategias para reducir tus costos y aumentar tus ingresos y, de esta manera,

decidir si requieres un financiamiento o no.

Por otro lado, el director del CIEF advierte sobre los errores más comunes al hacer una autoevaluación.

• Dejar que la pasión le gane a la razón.

• No contar con información necesaria. “Hemos visto que más del 60% de las Pymes no tienen registros actualizados, completos y confiables”, dice.

• Creer que la innovación es algo costoso. Además de que no siempre es así, hay programas de apoyo para innovar.

• Pensar que la competencia en el mercado es por precio. Más bien debes implementar acciones para diferenciarte y ofrecer valor agregado a los clientes.

• No contar con un Gobierno Corporativo.

• Dejar que la estructura familiar interfiera en la toma de decisiones estratégicas del negocio.

• Hacer un análisis a corto plazo y de manera local. Lo mejor es tener una visión a largo plazo y una perspectiva internacional.

La recomendación final es que busques a un experto; alguien externo a la empresa que te ayude a formular las preguntas adecuadas, a visualizar la situación real de la compañía y a detectar las oportunidades y retos.

Cuando hablamos de un nuevo emprendimiento, un consultor puede ayudarte a transformar tu idea en un plan de negocios. Este documento es imprescindible para llevar tu proyecto a un proceso de incubación y convertirlo en una compañía real.

“En ese proceso se considera la razón costos-ingresos y se valora la cantidad de capital necesario, cuánto aportará el emprendedor, cuánto hay que conseguir y los tiempos para hacerlo, todo esto con base en una planeación”, finaliza León.

Regresar a: Parte 1

Fuente: soyentrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion