Puntos importantes para financiar empresas emergentes

Financiar empresas emergentesLa mayoría de las personas que desean comenzar una empresa no conocen ciertas diferencias claves en el financiamiento. El crédito es solo una parte del capital y generalmente no puede considerarse para iniciar una empresa.

En general, las operaciones de una empresa pueden financiarse a través de deuda y de alguna forma de patrimonio. Mas aún, muchos piensan que una empresa nueva o joven necesita obtener financiamiento a través de estas dos alternativas para lograr una base sólida de fondos para crecer sin diluir demasiado el patrimonio de los fundadores.

– Usualmente, las deudas a corto plazo (menos de 1 año) son utilizadas como capital de trabajo y se pagan con las ganancias generadas por las ventas.

– Las deudas a largo plazo (1-5 años generalmente, pero pueden ser a mayor plazo) son utilizadas como capital de trabajo o para adquirir propiedades o equipo que a su vez sirve como colateral al préstamo.

El financiamiento a cambio de patrimonio se utiliza para llenar los vacíos que no suplen los bancos, para mantener cierto control y para disminuir el riesgo de rechazo a créditos.

Una persona puede utilizar su respaldo personal para obtener deuda para la empresa. Si el préstamo es otorgado a la empresa con el colateral personal, la empresa comenzará su historial dentro del sistema crediticio y tendra acceso a financiamiento con mayor rapidez. La persona a su vez verá disminuir su capacidad de endeudamiento.

Una empresa que comienza operaciones tendrá dificultad para obtener préstamos bancarios a corto o largo plazo sin una sólida base de financiamiento por patrimonio o deuda subordinada. Desde el punto de vista del prestamista, una nueva empresa no ha probado su capacidad para generar ventas, rentabilidad, y efectivo para pagar siquiera deudas a corto plazo.

Menos aun puede probar que alcanzará un nivel adecuado de operaciones rentables a lo largo de varios años como para optar por un crédito a largo plazo. Aun considerando un colateral personal –de los fundadores o de los inversionistas- es posible que la protección no sea suficiente para la mayoría de los bancos. Por otro lado, los activos no pueden considerarse como colaterales estáticos, pues su valor disminuye con el tiempo.

Fuente: Gestiopolis.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion