11 lecciones sobre el dinero que todo padre emprendedor debe enseñar a sus hijos

Lamentablemente, ahora los niños tienen una idea limitada  sobre el conocimiento financiero donde todo se limita  a los cajeros automáticos y que solamente se necesita pasar una tarjeta para comprar cosas. Pero todo esto es un poco más complejo por lo que hay que enseñarles a los niños cómo administrar el dinero.

Lecciones sobre el dinero que enseñar a los niños

Precisamente, en un artículo en el sitio web Entrepreneur.com, Jamie Brown y Meg Seitz, cofundadores de la Startup, Bea is for Business, ofrece una lista de 11 sencillas lecciones de dinero que uno puede enseñar a sus hijos para las vacaciones de verano.

1. Asegurarse que el camión de helados visite el barrio

La llegada del camión de helados es un buen momento para la enseñanza financiera para los niños. Por ello, se debe darles una cantidad limitada de dinero y dejar que ellos hagan la transacción por cuenta propia.

“La clave aquí es que ellos observarán el valor de cada helado para darse cuenta cuánto de de dinero cuesta cada uno de ellos. Además, siempre animarlos a comunicarse con el proveedor cuando lo están comprando”, señala Jamie Brown.

2. Llevar a los hijos a un “día diligencias”

Hay que pensar en dos o tres tareas (reuniones, hacer recados, etc.) a donde se puede llevar a los hijos y dejar que se involucren en lo que uno está trabajando y hablar con ellos.

Esto le permite reactivar la conversación con los hijos acerca de lo se hace. La actividad también le permite hablar sobre la distribución del tiempo y el costo de las cosas que usted va a comprar ese día“, señala la vicepresidente de la compañía, Meg Seitz.

3. Comer bien y aprender

Se debe ir con los niños a un mercado local donde uno puede hacer una tabla de precios allí para luego compararlos con la tienda de comestibles en la que normalmente se hace las compras.  “Esto puede ayudar al niño a ver la comparación de precios de los artículos locales con los enviados desde lugares lejanos“, dice Brown.

4. Caminar y hablar de bienes raíces

También se debe llevar a los niños  a dar un paseo por el barrio y buscar letreros de venta o alquiler de casas. “Muchos de los niños no tienen ningún concepto de los gastos de una casa. Así que una mirada de cerca a los gastos de vivienda les abre la puerta a conversaciones sobre el ahorro a largo plazo y la necesidad de tener metas financieras”, argumenta Seitz.

5. Contratar a los niños como consultores

Hay que compartir un reto empresarial con el niño y pedirle encontrar soluciones sobre cómo hacerlo mejor o resolver el problema. “Animar al niño a hacer un dibujo, diagrama, lista, carta o trazar algo, les ofrece la solución”, acota Brown.

6. Recorrer un negocio

En lugar de un paseo a un parque zoológico, se debe considerar un recorrido de un día a una empresa local, como un almacén, que ofrece tours. “Las empresas locales están dispuestos a mostrar a los niños diversos locales para ver como funciona el negocio, como la descarga de un camión o desembalar cajas. Así que uno puede mostrar a sus hijos su funcionamiento interno de una manera que nunca has hecho antes“, comenta Seitz.

8. Ayudar a iniciar el propio negocio

Se debe ayudar a los niños con la planificación, puesta en marcha y ejecución de un negocio (por ejemplo, un soporte para vender limonada, paletas de hielo, galletas, agua, etc.). “Cuando un niño tiene un poco de ayuda de mamá o papá, pueden aprender mucho más acerca de los costos, precios, comercialización y venta. Les ayuda a encontrar su propio espíritu emprendedor“, dice Brown.

9. Planificar el menú 

Una buena idea es planificar un menú para la comida de verano. Para ello, se debe crear un presupuesto para la comida y tratar de ir con los niños a comprarlos en el mercado. “Es una idea muy fácil que puede llegar a ser como un juego“, señala también Brown.

10. Abrir una cuenta bancaria

Ir al banco con los niños para abrir una cuenta de banco para él puede ser una magnífica idea.. Si no se está dispuesto a hacer eso, se puede permitirle que eñ niños lo acompañe al cajero automático.

“Si se le habla lo que uno está haciendo, se tiene la oportunidad de enseñarles acerca de palabras como ‘depósito’, ‘retiro’, etc. Me encanta señalar que el dinero no aparece mágicamente de una máquina misteriosa en la pared. Usted debe hacer esto, también aprovechar esta oportunidad para hablar sobre la ganancia y el valor del dinero”, admite Seitz.

11. Utilizar el tiempo en el auto

Cuando uno está de viaje por carretera, hay que conversar su hijo sobre las cosas relacionado con el dinero. “Un gran ejemplo es ‘si tengo $20 e invierto 5 en un puesto de limonada, ¿cuánto me han dejado en mi alcancía?”, señala finalmente Brown.

Vía: Entrepreneur.com
Foto: creditoreal.com.mx

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.