2 pésimas maneras para gastar tu gratificación (y 3 buenas ideas para usarlo)

Diciembre es el mes en que llega la esperada gratificación y con él los formas de sacarle mejor provecho.sobre su destino. ¿Regalos, “gustitos”, pago a deudas…?, ¿qué hacer con él?

gratificacion-navidad

La gratificación no es una “bonificación” ni un “regalo” de la empresa, mucho menos es un “premio”. Esta gratificación laboral es el resultado del esfuerzo como trabajador y por ello se debe utilizarlo de manera responsable.

Faltan solo unos pocos días para que la mayoría de trabajadores peruanos reciban su gratificación por Navidad, y la curiosidad recurrente de todos es saber qué uso darle o dónde invertir.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Entonces, ¿cuáles son las situaciones en las que no deberías gastar tu gratificación? De acuerdo con expertos en finanzas estas son dos de muchas:

1. Fiestas

Celebrar el cumpleaños o cualquier otro evento con la gratificación puede que suene bien, pero no es lo óptimo. Está bien divertirse de vez en cuando, pero nunca a cambio de dinero que en realidad sí ha costado y al que se le puede sacar mucho jugo. Sea poco o mucho lo que recibas por la gratificación, hay que recordar que la fiesta dura unas horas y que hay mejores cosas en las que lo se puede gastar o invertir.

Te puede interesar Gratificación por Navidad: Todo lo que tienes que saber

2. Modas

No importa si se trata de ropa, un gadget o cualquier artículo que está de moda. En pocos meses ya no será “novedad” y lo más probable es que haya resuelto ninguna o muy pocas de las necesidades. A menos que se compre un gadget para el trabajo o que de verdad se utilizará y sacará el mejor provecho, comprar algo sólo porque está de moda no es nada recomendable.

Las 3 grandes

Pero no todo está mal. Hoy recomendamos algunas opciones en las que se puede emplear la gratificación:

1. Inversiones para tu vida: invertir no es sólo comprar acciones. También es aportar dinero para hacer crecer o mejorar lo que ya tienes y con ello, eventualmente, mejorar tus condiciones de vida. Un gran ejemplo es destinar ese dinero a un curso que mejore tus habilidades y te haga un mejor elemento en tu trabajo o el candidato que *esa* empresa está buscando.

2. Aprovechar y diversificar: si por ahora no se busca un curso, se puede distribuir el dinero de una manera que lo haga rendir mucho más: 30% al pago de deudas, 30% al ahorro y 30% para gastos o gustos. Así, si por ejemplo recibieras 1,000 Soles  por aguinaldo, destinarías poco más 300 para cada rubro.

3. Ahorrar o invertir: los expertos recomiendan abrir una cuenta de ahorro, en depósitos a plazo fijo o fondos mutuos. La alternativa más conocida es el depósito a plazo, ya que se puede escoger desde un mes de inversión hasta dos años, y remunera una tasa mayor porque no se puede tocar el dinero a lo largo de la inversión.

Vía: dineroenimagen.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments